Senado de Chile aprueba esperada reforma constitucional

Santiago de Chile, 23 jul.- Tras más de ocho horas de debate, el Senado de Chile aprobó una reforma constitucional que por primera vez apunta a las hasta ahora intocables Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

 

El texto necesitaba 26 votos para salir adelante y fue aprobado por 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención, con lo cual contó incluso con cinco votos favorables de senadores de los partidos de la coalición de gobierno Chile Vamos.

La medida prevé que los trabajadores afiliados a las AFP puedan retirar hasta el 10 por ciento de sus ahorros para jubilación depositados en esas entidades, a lo cual se opone de plano el gobierno presidido por Sebastián Piñera.

Precisamente, durante la sesión intervinieron los ministros de Hacienda, del Interior y de la Secretaría General de Gobierno, quienes hicieron una enconada defensa de esas posiciones alegando que el retiro de esos fondos perjudicará las futuras pensiones e incluso que se desencadenará una crisis institucional en el país.

Pero tales argumentos no hicieron mella en la decisión de los legisladores, que mantuvieron sus votos para sacar adelante la iniciativa.

En los planteamientos de los senadores se reiteró el criterio de que se trata de un proyecto humanitario que abre un debate de fondo sobre los cambios estructurales que se deben realizar en el país.

También, como expusieron varios miembros de la cámara, este proyecto no se habría discutido si antes el gobierno hubiera reaccionado oportunamente, con medidas efectivas para ir en ayuda de los millones de chilenos que están en graves dificultades económicas.

Asimismo insistieron en que, como expresara la senadora socialista Isabel Allende el discurso del gobierno de que la medida representa ‘pan para hoy y hambre para mañana’, es falso, porque las pensiones que otorgan las AFP a millones de chilenos son ‘hambre hoy y mañana’.

Igualmente, varios legisladores exhortaron al presidente Sebastián Piñera a aceptar el fallo y no recurrir a su prerrogativa de vetar la iniciativa o apelar al Tribunal Constitucional y permitir así que este beneficio llegue lo más rápido posible a la población.

No obstante este paso decisivo, el texto legislativo debe ser analizado este jueves en el pleno de la Cámara de Diputados durante la mañana, donde se da por seguro que será aprobado, con lo cual estaría a disposición de la firma del presidente para convertirse en ley.

La sesión y la votación fueron acompañadas durante la tarde noche por sonados cacerolazos en esta capital y otras ciudades del país contra el gobierno y en respaldo a la medida, que es apoyada por más del 80 por ciento de la ciudadanía, según encuestas. (Prensa Latina)