La terapia del amor

La terapia del amor"El código de comunicación emocional entre Chávez y el pueblo no ha logrado descifrarlo nadie en la oposición". Así nos advirtió el periodista venezolano Mario Silva, mientras rodábamos en Caracas el documental Presidente Pueblo. Han transcurrido cinco años y esa definición del conductor de La Hojilla es ahora mismo la esencia de esa avalancha de amor que los jóvenes eligen como la mejor terapia para el líder de la revolución bolivariana.

Jóvenes y pueblo inundaron este domingo las calles de Venezuela. Un canto a la vida, que desencadenó la felicidad de Chávez, quien estuvo todo el domingo activo, viviendo minuto a minuto la movilización popular a través de la televisión y comunicando cada uno de sus sentimientos a través de la red social twiter, que tiene en la cuenta @chavezcandanga a uno de los twiteros más leídos del mundo.

@chavezcandanga: ¡Qué Juventud Bolivariana! Les veo, les oigo, les vivo! Digamos con Bolívar, 200 años después: "Vacilar es perdernos". ¡Venceremos, Muchachada Mía!

Emocionado, el joven diputado Robert Serra le decía a Chávez desde la marcha: "Se desbordó Caracas, la Caracas roja, rojita en el Bicentenario de la Independencia, llena de jóvenes revolucionarios, quienes vienen a conmemorar 200 años de aquel discurso heroico de ese joven llamado Simón Bolívar, frente a la sociedad patriótica. Esta juventud viene hoy a decir Pa'lante Comandante, esta es la garantía de la Revolución por muchos años más. Pa'lante Presidente, la independencia continúa".

@chavezcandanga: Aquí estoy, haciendo mis ejercicios diarios y recibiendo ese baño de amor que me llega desde esa gran Marcha de la juventud ¡Es la mejor medicina!

A esa hora, Andreína Tarazona, representante de la Juventud del PSUV, le respondía desde Caracas: "Aquí estamos la juventud desbordada, juventud que nació en el marco de la Revolución. Esta juventud que sigue cumpliendo la tarea que nos asignó la historia, la tarea que nos encomendó el Comandante Chávez, que es construir el socialismo".

@chavezcandanga: ¡Qué discursos los de esa Muchachada civil y militar! Les felicito desde mi alma, hijos Cadetes, hijos Liceístas, hijos de mi alma ¡Venceremos!

Acompañando a los jóvenes, el canciller Nicolás Maduro resumía el espíritu de la marcha patriótica: "Esto ha sido sembrado por un hombre, por un tiempo y por un proceso: el hombre, Hugo Chávez; el tiempo, la revolución del siglo XXI; y el proceso bolivariano, que ha ido reivindicando lo mejor de nuestra historia, que ha retomado las banderas de los libertadores". Y el vicepresidente Elías Jaua redondeaba el concepto: "La juventud venezolana ha salido a las calles a reafirmar que es el motor de la Revolución Bolivariana".

@chavezcandanga: ¿Quién lo puede dudar? ¡Bolívar ha vuelto, hecho Pueblo. Allí está, pues, con su heroica presencia. Vamos con él, escalando Nuestro Chimborazo!

Del centro de la multitud, emerge entonces el rostro fiel de la luchadora colombiana Piedad Córdoba: "Vinimos a decirle que en Colombia hay mucha gente que está rodeándolo y que se solidariza con usted. Nosotros sabíamos que lo queríamos mucho, pero jamás que lo queríamos y lo admirábamos tanto. Fue necesario que se nos escondiera un poquito para decirle: Presidente Chávez para siempre, para atrás ni para coger impulso".

@chavezcandanga: ¡Ay mi amada Piedad, mi Piedad Guerrera, me llegaron al alma tus palabras, tus sentimientos. Te amo, como amo a Colombia!

Y mientras los jóvenes se manifiestan en las calles, la televisión venezolana muestra nuevas imágenes de Chávez, en sus ejercicios matutinos de recuperación, acompañado de sus hijas Rosa Virginia y María Gabriela. La Caracas bicentenaria también anda pendiente del juego inicial de la vinotinto en la Copa América de Fútbol¼

@chavezcandanga: Y ahora: ¡¡Tiembla Brasil, que allá viene La Vinotinto. Venceremos!!

Desde La Plata, Argentina, la selección nacional venezolana de fútbol responde con un histórico empate frente a Brasil, sin duda uno de los mejores del mundo¼ Ha sido un domingo feliz. La terapia del amor nos ha traído de vuelta al genio de Bolívar: "Yo siento que la energía de mi alma se eleva, se ensancha y se iguala siempre a la magnitud de los peligros".