Raúl en Santiago de Cuba

Raúl en Santiago de CubaEl General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, llegó a esta ciudad a pocas horas de registrado el sábado un sismo de 5,5 grados en la escala de Richter, perceptible en todo el territorio oriental al que siguieron varias réplicas de menor magnitud, tres de ellas entre 3 y 4,8 grados.

En reunión sostenida con el Consejo de Defensa Provincial, activado tras la fuerte sacudida telúrica, Raúl escuchó la detallada información ofrecida por el doctor en Ciencias Vladimir Moreno Toirat, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, sobre el incremento de la actividad en las zonas sismogeneradoras vecinas a Cuba, principalmente a lo largo de la faja suroriental.

Precisó que este incremento se percibe a partir del pasado 12 de enero, con la ocurrencia del sismo de gran intensidad en Haití, señalando que el movimiento telúrico ubicado el sábado a 62 kilómetros al sureste de Santiago de Cuba, se originó en el mismo lugar donde se produjo el ocurrido en 1947 con una intensidad de 6,7 grados.

El doctor Vladimir Moreno explicó el estado y desempeño de la red sismológica formada por estaciones ubicadas en Soroa, Manicaragua, Cascorro, Holguín, Moa, Las Mercedes, Maisí y Río Carpintero.

"Hay que prever todo lo que se pueda prever, teniendo en cuenta que lo primero será siempre la protección de nuestra población", reiteró el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), ante los integrantes del Consejo de Defensa de Santiago de Cuba, encabezados por su presidente, compañero Lázaro Expósito Canto.

Interesado por las afectaciones causadas, el teniente coronel Gustavo Álvarez Matos, jefe del Órgano de la Defensa Civil en la provincia, informó que varias instalaciones públicas de salud, educación, cultura y el comercio y la gastronomía, entre otras, habían sufrido daños de agrietamientos y fisuras en sus estructuras, así como 316 viviendas y 19 edificios en los municipios de Santiago de Cuba, Palma Soriano, Contramaestre, Mella, Songo La Maya, Segundo Frente y Guamá.

Raúl también visitó el Laboratorio de Geodinámica y la estación sismológica, ubicada en Río Carpintero en las faldas de las montañas de la Gran Piedra, acompañado del General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político del Partido y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; el General de División Ramón Pardo Guerra, Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil; Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en Santiago de Cuba, y Rolando Yero García, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

En sus intercambios con los dirigentes santiagueros y durante el recorrido por los centros de sismología, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros enfatizó en que "todo debemos tenerlo previsto, porque lo que no se prevea ahora, no se podrá hacer después".

En tal sentido, Raúl pudo comprobar cómo especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, la Defensa Civil y los organismos de la Administración del Estado, siguen de cerca esta importante actividad sísmica y sus posibles implicaciones, manteniéndose un estrecho trabajo de coordinación y medidas para minimizar el impacto de estos eventos.

En varias ocasiones, el General de Ejército Raúl Castro insistió en que se transmitiera a la población mantener la calma y cumplir en cada territorio las orientaciones que impartan las autoridades.