Vocacional de Holguín, 40 años con la figura de Fidel presente

Este 1ro de septiembre se cumplieron 40 años de la inauguración por el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, de la Escuela Vocacional José Martí en la provincia de Holguín, una de las obras educacionales de mayores impactos en el oriente de la Isla del país.

Ubicada en las afueras de la ciudad de la capital provincial, la institución abrió sus puertas el primero de septiembre del año 1977 y desde esa fecha no ha dejado de acumular historias y vivencias de múltiples generaciones.

Amalia Ricardo, hoy jubilada, en aquel momento fue una de las jóvenes profesoras seleccionadas para formar parte del claustro docente en la asignatura de Química.

Nadie que haya tenido el privilegio de haber estado ese día en el acto de inauguración puede borrar de su memoria la fecha, aseguró, quien ahora con los ojos enrojecidos recuerda la figura erguida del Comandante en Jefe caminando por los pasillos del centro.

Fue increíble la brillantez del acto, el torrencial aguacero parecía solo un efecto virtual, pues todos los que estábamos allí permanecíamos inmóviles y expectantes como si no sintiéramos la lluvia cada vez más intensa.

Algunos tal vez piensen que la lluvia nos aguó la fiesta, pero no es así. “íEstamos contentos, muy contentos! Hacía tanto tiempo que no llovía por esta zona norte de Oriente, donde la primavera fue seca, que nos alegramos mucho de que haya llovido fuerte en estos días”, afirmó Fidel en su discurso mientras de su gorra rodaban chorros de agua.

Allí nos comprometimos a cuidar la escuela, subraya Amalia, a exigir por el desarrollo de clases con alto grado de calidad para entregar, como se hizo y se continuará haciendo, los hombres y mujeres de ciencia que con sus saberes contribuyen al desarrollo y crecimiento de Cuba.

A tres días del inicio de un nuevo curso escolar, la instalación, de más de 90 mil metros cuadrados es hoy un gran Complejo Educacional con su nombre original, José Martí que incluye, además del Instituto Pre-Vocacional de Ciencias Exactas, un preuniversitario urbano, una secundaria básica y la escuela formadora de maestros.

Unos mil estudiantes de uniforme azul y distintivo rojo caminarán por los pasillos de la vocacional en este curso y muchas más serán también las vivencias que acumulen entre esas nuevas generaciones con la guía de Fidel y Martí.

(Con información de ACN)