Repudia Primer Vicepresidente cubano amenazas de EE.UU. a la Isla (+ Tuit)

La Habana, 25 ene.- El primer vicepresidente cubano, Salvador Valdés Mesa, condenó la decisión del Gobierno estadounidense de acortar el plazo para la aplicación efectiva del Título III de la llamada Ley Helms-Burton, regulación que las autoridades del país caribeño consideran injerencista.

En su cuenta en Twitter, el alto funcionario antillano comentó que se trata de una amenaza al pueblo que desde hace años construye una Cuba nueva.

“Ahora dicen que parte de esa obra hermosa les pertenece. ¡Cuba es nuestra!”, aseguró.

El pasado día 16 el Departamento de Estado anunció la suspensión por solo 45 días, en lugar de los habituales seis meses, de la aplicación del Título III, lo cual en La Habana fue calificado como una escalada en la hostilidad norteamericana.

De acuerdo con las autoridades del país caribeño, la Ley Helms-Burton, además de injerencista, viola el derecho de los cubanos a la soberanía y la autodeterminación.

Aunque esta fue firmada en 1996, continúa causando grandes daños, aunque no ha logrado su propósito de subvertir el orden constitucional en la Isla.

El referido Título III evidencia el carácter extraterritorial del bloqueo aplicado a la nación antillana, pues permitiría a nacionales de Estados Unidos llevar a los tribunales a todo el que “trafique” con “propiedades norteamericanas” en Cuba.

A través de ese mecanismo Washington se atribuye el derecho de promover juicios contra aquellos inversionistas de terceros países que inviertan en Cuba en propiedades nacionalizadas.

Según el texto de la Ley, se considera propiedad norteamericana a las nacionalizadas en el país caribeño después del 1ro de enero de 1959, cuando triunfó la Revolución, y se define como “traficar” a la compra, recepción, uso o inversión posterior en esas posesiones.

La aplicación del Título III fue suspendida por todas las administraciones estadounidenses desde su aprobación, dados los perjuicios que implicaría su puesta en práctica no solo para Cuba, sino para Estados Unidos y aliados suyos como la Unión Europea. (PL) (Foto: Archivo)