Matrimonio santacruceño afirma ser parte de la génesis de los Comités de Defensa de la Revolución


Santa Cruz del Sur, 9 sep.-Idania de Armas Morales y Luís Manuel Quintero Pérez, fundadores de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en esta localidad, consideran ser parte de la raíz principal de la mayor organización de masas de la Isla.

A ellos les nace ser serviciales, amables de corazón, solidarios. Conservan aún la ternura matrimonial desde el día que decidieron enlazar sus vidas. Ese propio sentimiento los llevó a concordar en un natural acuerdo: construir familia propia, la que educaron en los principios de la honestidad e inseparable apego al socialismo desde el barrio.

“Desde el inicio hemos estado activos en la vigilancia, los trabajos voluntarios en la cuadra, la siembra y corte de caña, así como en los cultivos de alimentos. Hay historia para contar por varias horas”, puntualizó la fémina.

Su esposo, pescador por cuenta propia, es el máximo directivo de la Asociación de Base de los Combatientes en la Zona 79. “La honradez laboral tiene que ir acorde con los principios revolucionarios y responsabilidades familiares”, expresó.

De Armas es la presidenta del CDR número uno El Vaquerito, sobrenombre elegido en homenaje al Capitán del Ejército Rebelde Roberto Rodríguez, caído en combate en la última etapa de la lucha revolucionaria cubana.

“Todos los años la membresía respalda los indicadores puntuales: la guardia para neutralizar las ilegalidades e indisciplinas sociales; tenemos donantes voluntarios de sangre muy dispuestos; aportamos en tiempo y forma la cotización establecida y lo previsto a entregar para la defensa de la patria”, refirió satisfecha.

Cada actividad, aseguró Idania, tiene la presencia entusiasta de los niños, adolescentes y jóvenes del barrio. “Recogen, la materia prima, participan en los trabajos voluntarios, le piden a los vecinos no derrochar agua ni mantener encendidas luces innecesarias, también velan porque se haga el autofocal en los hogares para evitar la presencia del mosquito Aedes Aegypti”.

Ambos evocaron muchos logros personales reconocidos en disímiles estímulos morales. Por ejemplo, él fue vanguardia nacional del programa de donaciones voluntarias de sangre en el mes de julio de 2009, extendiendo su brazo en 189 ocasiones para salvar vidas y mejorar la salud de las personas necesitadas. A ella le fue otorgado ese alto mérito unos años antes, en el 2000, tras acumular notorios éxitos en el CDR.

La miembro no profesional del Buró Municipal de la organización, confirmó al reportero que en la víspera del cumpleaños 56 de la organización creada por Fidel, el barrio donde vive quedará más bonito para festejar el aniversario con una exquisita caldosa y otras iniciativas.