En Camagüey, buenos resultados de banco de leche materna

Camagüey, 27 abr.- Cuando en el mundo las marcas de sucedáneos de la leche materna intentan desplazar la lactancia en favor de la comercialización de sus productos, experiencias como la del banco de procesamiento de ese alimento en la provincia de Camagüey demuestran la importancia de ese acto.
Más de 170 niños se han beneficiado de las extracciones y pasteurización de la leche materna en esa instalación, adscrita al servicio de Neonatología del Hospital Materno Ana Betancourt de Mora, desde los primeros días de 2016 cuando comenzó su funcionamiento.
Bebés prematuros, con bajo peso y con enfermedades de gravedad al nacer, son los principales beneficiarios de ese alimento, pues el objetivo fundamental es que se distancien lo menos posible de la lactancia, por todos los nutrientes, y las defensas que aporta al organismo.
La leche materna es el primer alimento natural de los niños, proporciona toda la energía y los nutrientes que necesitan durante sus primeros meses de vida, advierte la Organización Mundial de la Salud en su web.
Además, aporta al menos la mitad de las necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida, por ello en Cuba se promueve su exclusividad hasta los seis meses y su complementariedad hasta los dos años.
Según explicó a la ACN Rafael Hidalgo, al frente del citado servicio, en tanto se han obtenido y procesado más de 200 litros de leche materna, lo cual ubica al banco de Camagüey entre los más destacados de Cuba para su primer año de trabajo, todavía no se satisfacen por completo las expectativas.
Queremos llegar a más del 90 por ciento de los bebés que ingresen en Neonatología o en la Unidad de Cuidados Intensivos, y para ello se necesita incrementar los puntos de recolección en los policlínicos con las condiciones apropiadas para la donación, y motivar a más mujeres a donar para ayudar a otras madres, apuntó el galeno.
Además, de procesar la leche materna, que luego de pasteurizada se conserva hasta seis meses, la institución también realiza acciones educativas en las madres acerca de la lactancia y su reorientación en caso de no poder continuarla por problemas de salud incompatibles con el acto.
Reconocido al poco tiempo de su apertura por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el banco de leche de Camagüey ya forma parte también de una red mundial de ese tipo de centros, lo cual compromete a su colectivo en seguir aumentando sus estándares de calidad, precisó el doctor Hidalgo.
En el país existen bancos en ocho provincias, y se prevé la apertura hasta el 2018 de otras tres instalaciones. (ACN)