Cultura popular y tradición oral presentes en FIL-2017

Matanzas, Cuba, 11 mar.- La presentación del volumen El decamerón cubano, como parte del espacio sobre la cultura popular y tradición oral, abrió la tercera jornada en esta subsede de la XXVI Feria Internacional del Libro (FIL-2017).

 

El texto es de la autoría de René Batista (1991-2010), y especialistas sostienen que sus páginas traslucen picaresca, humor, ingenuidad, la idiosincrasia del cubano y, sobre todo, ‘la gran aventura de ser humano’.

Considerada como una obra inolvidable por convertir en deleite y dicha el acto de leer, el título fue presentado en el Museo Palacio de Junco de esta urbe, a 100 kilómetros al este de La Habana, donde también se exhibieron las revistas Signos y Matanzas.

La Peña del Maiz Regado, con sede en la filial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas y concebida para niños de la educación primaria, exhibió los libros de teatro ¿Quién esconde el güije? Y Tórtola mía.

Un intenso movimiento de personas colma el centro histórico de la localidad, que cuenta con una veintena de stands y librerías para comercializar más de 300 títulos en la FIL-2017 programada aquí hasta el 12 de marzo.

El capítulo matancero de la fiesta de las letras incluye en su programa paneles, coloquios, encuentros con escritores, exposiciones, y descargas literarias, y se extiende por unidades militares, comunidades, universidades, y hospitales del territorio.

El importante suceso cultural, desde que comenzó en febrero en la capital de la mayor de las Antillas, tiene como país invitado a Canadá, y está dedicado al prominente intelectual cubano Armando Hart Dávalos.

Sedes con una amplia programación en esta tricentenaria villa son el museo de Arte Contemporáneo, la Casa de la Memoria Escénica, la Asociación de Artesanos Artistas y el patio colonial de la Asociación Hermanos Saiz.

En la editora Vigía funciona el pabellón infantil mientras otros sitios con interesantes propuestas son la librería El Pensamiento, el café-literario Fuente de Castalia, y las casas de las Letras Dora Alonso y de Promoción Literaria José Jacinto Milanés.