Concluye en Argentina jornada de tributo a Fidel Castro

Buenos Aires, 31 ago.- Con la presencia de uno de los cinco antiterroristas cubanos que estuvieron presos en Estados Unidos durante más de 15 años, concluyó la víspera aquí un ciclo documental en homenaje al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, por el aniversario 91 de su natalicio.

La grandeza y legado del Comandante en Jefe de los cubanos, pero sobre todo su enorme cariño por el pueblo argentino, fueron resaltados durante la velada en la sala González Tuñón, del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, que acogió desde inicios de mes la muestra, organizada por la embajada cubana.

El mejor homenaje que podemos rendir hoy y siempre a Fidel no es solo aprender de su ideales, es ser como él, luchemos por la unidad, por el amor a nuestros pueblos y será el mejor tributo a nuestro Comandante, afirmó el héroe cubano Ramón Labañino a los presentes en la sala, repleta de público.

El luchador antiterrorista destacó a ese gran hombre del siglo XX y del siglo XXI, al estratega, al visionario.

Donde quiera que nos encontremos, no importa si somos cubanos, argentinos o africanos, debemos sentir siempre orgullo y el honor más alto de nuestros tiempos de ser un hombre y una mujer de Fidel, enfatizó.

Labañino recordó a ese Fidel que liberó a la mujer cubana, que hizo que nuestro pueblo tuviera salud, tranquilidad social, educación y cultura de primer nivel.

Fidel es el hombre que va al futuro, regresa, nos lo cuenta y nos dice como mejorarlo, apuntó tras resaltar que está presente en todos los ámbitos de la vida social en Cuba y en la humanidad.

En uno de los momentos de su diálogo, recordó que cuando él y sus cuatro compañeros de lucha se encontraban en las cárceles, uno de ellos condenado incluso a doble cadena perpetua y 15 años, siempre anhelaron ver a Fidel vivo.

Cuando finalmente los Cinco ya libres se encontraron con él, el 28 de febrero de 2015, sintieron una emoción muy grande.

Nos dejó mensajes de lo que tenemos que hacer por Cuba y por la humanidad y que lo más importante de un hombre es amar a su pueblo, expresó.

Durante la velada fue proyectado el documental Argentina, Nuevos Aires, que recoge momentos de las visitas del Comandante a esta nación suramericana.

El embajador cubano en Argentina, Orestes Pérez, resaltó que conmueve mucho ver en esta obra, del destacado documentalista Roberto Chile, las imágenes de aquella histórica y fría tarde-noche en la Escalinata de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, donde habló ante 30 mil personas.

Fidel, dijo, tenía una especial simpatía por el pueblo argentino, estuvo cuatro veces, la primera de ellas en 1959 cuando apenas había triunfado la Revolución, y Argentina fue el último país que visitó, en 2006.

El pueblo de esta nación le retribuyó siempre esa solidaridad en diferentes momentos, agregó el diplomático, quien agradeció al Centro de Cooperación por acoger este homenaje.

En el cierre participaron también el director de esa institución cultural, Juan Carlos Junio y el politólogo Atilio Borón, quien evocó a Fidel como la más grande figura y el mayor estadista del siglo XX.

Como colofón de la jornada, Ramón Labañino recibió un carné que lo acredita como miembro de honor de la Unión de Residentes Cubanos en Argentina (URCA). (Texto y foto: PL)