Bolivia asegura mercados para exportaciones, pese a medida EE.UU

Bolivia asegura mercados para exportaciones, pese a medida EE.UULa Paz, 4 jul .- Los esfuerzos del gobierno boliviano para encontrar nuevas rutas a sus exportaciones frente a la anulación por Estados Unidos de beneficios arancelarios, marcaron el escenario noticioso de la nación andina en la semana que concluye.

  En esa línea, el presidente Evo Morales destacó que están garantizados los diferentes mercados para las producciones nacionales, incluido el del norteño país.

El jefe de Estado explicó a la prensa que actualmente las ventas al exterior representan casi siete mil millones de dólares anuales, frente a unos 25 millones de dólares que significaban los envíos de textiles y otras manufacturas a Estados Unidos.

En las actuales circunstancias, dijo, el Ejecutivo está en condiciones de respaldar las exportaciones al mercado estadounidense, pagando los necesarios impuestos.

Morales descartó versiones opositoras de que la pérdida de ese destino comercial ocasionaría grandes estragos a la economía boliviana en materia de ingresos y empleo, y adelantó que en los próximos días anunciará políticas de beneficio a los trabajadores.

Asimismo, explicó que el Banco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) destinó unos 20 millones de dólares para apoyar el comercio de Bolivia con Venezuela.

En otras garantías a los exportadores de la nación andina, el gobierno destinó, con recursos propios, 10 millones de dólares, lo que eleva los fondos para esa finalidad a 30 millones de dólares, para asegurar los envíos y el pago a los productores.

El estadista criticó la postura del presidente estadounidense Barack Obama al suspender a Bolivia de los beneficios que otorgaba la llamada Ley de Preferencia Arancelarias y Lucha Antidrogas (ATPDEA), una medida que estimó como política.

Esta semana, los bolivianos asistieron además a un manifiesto rechazo al golpe de Estado, perpetrado por militares contra el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya.

Tanto el gobierno, como los diferentes movimientos sociales y personalidades públicas repudiaron el hecho y exigieron la restitución inmediata en su cargo de Zelaya.

Un momento importante de las expresiones de condena a la acción golpista tuvo lugar el miércoles último cuando miles de trabajadores en varias ciudades del país salieron a las calles en una marcha encabezada por la Central Obrera Boliviana (COB).

Esa protesta fue secundada por otras organizaciones, entre ellas, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Confederación de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa.

También se sumó la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

Bajo la consigna "Zelaya, amigo, el pueblo está contigo", y disímiles pancartas y banderas hondureñas, los manifestantes expresaron solidaridad al presidente constitucional y al pueblo de la nación centroamericana.

Por su parte, el Ejecutivo propuso a la Organización de Estados Americanos (OEA) la creación de un Tribunal Penal Interamericano para condenar el golpe militar en la nación centroamericana.

La iniciativa está basada en el artículo tres de la Carta Democrática Interamericana, explicó el propio presidente Morales.

Ese apartado asegura que los pueblos de la región tienen derecho a la democracia y sus gobernantes la obligación de promoverla y defenderla, indicó el dignatario.(PL)