Chávez y la historia que enrumbó

Chávez y la historia que enrumbó Los países de Latinoamérica y el Caribe nunca estuvieron tan unidos como hoy pese a la enorme diversidad cultural, étnica, lingüística y a los proyectos de gobiernos, algunos opuestos totalmente entre sí.

Y aunque aún falte bastante para estar en cuadro apretado, como la plata en la raíces de los Andes al decir del también emancipador, el cubano José Martí, Latinoamérica es otra y Hugo Chávez fue esencial en el nuevo mapa geopolítico.

El carisma del gobernante venezolano, las propuestas estratégicas para la integración regional, los proyectos concretos como Petrocaribe o los programas de salud como la Misión Milagro, dieron paso a una región de más unidad, incluso a nivel de pueblos.

Chávez jugó un papel fundamental en el impulso a la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El reinicio del intercambio económico entre los países del área, el proyecto de un Banco del Sur, el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre) tuvieron en Chávez un catalizador indiscutible.

Un escenario de definiciones prima en la región: los grupos oligárquicos de poder y partidos tradicionales delimitan su espacio y buscan a través de muchos recursos, algunos tan gastados y sangrientos como los golpes de Estado, cambiar la realidad.

Las fuerzas progresistas también perfilan su entorno: aglutinan, renuevan y aseguran defender lo ganado en cada rincón de Latinoamérica. Otros batallan y se organizan por su derecho a la vida.

LUTO EN LATINOMÉRICA

Con la muerte física de Hugo Chávez este 5 de marzo, una enorme demostración de reconocimiento, gratitud, amor y tristeza recorrió el continente.

Al luto del pueblo venezolano se unieron los pueblos y gobiernos de la región: Cuba, Chile, Uruguay, Argentina, Ecuador, Bolivia, República Dominicana, Brasil, Nicaragua y Haití, en homenaje al líder latinoamericano, decretaron duelo oficial.

Expresamos sinceras condolencias a sus padres, hermanos, hijas e hijo y a todos sus familiares que ya son nuestros, como Chávez es también hijo de Cuba y de la América Latina y el Caribe, y del mundo, manifestó el Gobierno cubano en una nota oficial.

En este momento de profunda tristeza, compartimos los más entrañables sentimientos de solidaridad con el hermano pueblo venezolano al que acompañaremos en todas las circunstancias, añadió.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expresó que su gobierno y su pueblo pierden a un gran amigo, cuyo coraje, generosidad, y calidez hermanó a Venezuela y su país como nunca antes en la historia.

Hugo Chávez contribuyó al fortalecimiento de nuestro continente, siendo responsable de la constitución de la Unasur y de la Celac, enfatizó Rousseff.

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, calificó al líder venezolano como un hombre extraordinario.

Chávez seguirá más vivo que nunca en la sonrisa de los niños venezolanos que ahora tienen escuelas, de los obreros que ahora se sienten dueños de su patria, indicó Correa.

Para el gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega, Hugo Chávez es corazón del pueblo latinoamericano y caribeño que, desde la Venezuela heroica y generosa, levantó la espada de la libertad.

Chávez "fue un hombre profundamente comprometido con la integración de América Latina", señaló el presidente de Chile, Sebastián Piñera, desde el Palacio de La Moneda.

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, llamó a la unidad para luchar por la dignidad, por la libertad de Latinoamérica, para trabajar por los pueblos del mundo, como el mejor homenaje que se le puede ofrendar al presidente Hugo Chávez.

"El Gobierno y el pueblo de la Nación Argentina acompañan con su pesar el dolor del pueblo de la República Bolivariana de Venezuela y de los familiares de su Presidente", señala el decreto firmado por la dignataria Cristina Fernández.

La muerte del presidente Hugo Chávez "enluta no solo al Estado y al pueblo de Venezuela" sino "a toda la comunidad internacional" debido a su "desempeño y trayectoria como líder político" refiere la nota del Gobierno de Uruguay.

El sensible fallecimiento del comandante Hugo Chávez, entrañable amigo de Dominicana, enluta a la ciudadanía y a las autoridades, apuntó el presidente de la nación caribeña, Danilo Medina.

Medina reconoció el liderazgo regional del dirigente bolivariano y de manera especial sus muestras de solidaridad y colaboración.

El jefe del Estado haitiano, Michel Martelly, se refirió a Chávez como una persona excepcional.

Al luto de Latinoamérica, se unió el de la República Islámica de Irán, cuyo Gobierno declaró el 7 de marzo Día de Duelo Público.

En la nota oficial se destaca la oposición del líder venezolano a la política exterior estadounidense y su quehacer por llevar el bienestar a su país y disminuir las diferencias de clases.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, describió al líder revolucionario como un "símbolo de la resistencia contra el imperialismo y un mártir por el bien de la nación".

Este 8 de marzo, numerosos presidentes de la región acudieron a su funeral. Despedieron el cuerpo de un hombre que contribuyó a la consolidación de la soberanía nacional y la cohesión latinoamericana, en un continente al que ayudó a despertar.

Por Odalys Troya Flores/ Jefa de la redacción América del Sur de Prensa Latina.