Suspenso e inquietud entre la fanaticada beisbolera

La Habana, 23 ene. – Desasosiego, presagios e inconformidades afloran entre la afición beisbolera de esta capital, en el epílogo clasificatorio de la edición 52 de la Serie Nacional.

No obstante sus últimas victorias ante la tropa de Mayabeque, desde hace un tiempo las apariciones de Industriales -sin importar rival ni ventajas- rivalizan en suspenso con los mejores filmes de Alfred Hitchcock.
  
En peñas y esquinas, simpatizantes del equipo azul señalan al cuerpo de pitcheo de Lázaro Vargas, como principal responsable de algunos descalabros del conjunto capitalino, como de la zozobra y excesos de adrenalina que provocan en cada pleito, hasta el mismísimo out 27.
  
Por otra parte, la improductividad de la ofensiva se traduce en la incapacidad de lograr ventajas inalcanzables, por lo cual cada desafío es sufrido entrada por entrada por la afición, que espera por la reaparición de artilleros como Yoandri Urgellés y Serguei Pérez.
  
“Profetas” del Prado habanero vaticinan que los próximos cotejos ante Matanzas y Cienfuegos serán la definitiva prueba de fuego para los Leones de Industriales.
  
Tanto Cocodrilos como Elefantes -integrantes del selecto club de los ocho punteros-, se desempeñarán a toda máquina, con el fin de arribar a la siguiente etapa con el mejor balance posible, a lo cual se sumará el habitual empeño de doblegar a los azules.
  
Otras “comidillas” reinantes en foros habaneros versan en torno a la no inclusión de los capitalinos Yasmani Tomás e Irait Chirino en la preselección nacional, y más allá de simpatías o preferencias regionales, sobre la exclusión del receptor villaclareño Ariel Pestano, decisión reprobada por muchos.
  
Cuando restan siete encuentros de la fase preliminar, la afición habanera vive en tensión, pero expresa confianza en que Industriales no estará entre aquellos que se harán preguntas y reproches, ante el “Muro de las Lamentaciones” de esta atípica campaña beisbolera.(AIN)