Kofi Annan se reunió con líderes religiosos sirios

Kofi Annan se reunió con líderes religiosos sirios Damasco, 12 mar .- El enviado especial de la ONU Kofi Annan se reunió este domingo con el Gran Muftí de Siria, Jeque Hassoun, a quien manifestó que vino a contribuir a poner fin a la violencia, asegurar una ayuda humanitaria e iniciar un diálogo político.

El principal jurisconsulto y guía espiritual del Islam en Siria reiteró su llamado a que todos quienes usan las armas y recurren a la violencia, se sumen al diálogo, en vez de "sabotear su propia patria al servicio de agendas extranjeras… Esos no son sirios".

Siria siempre ha sido un país de coexistencia donde no hay diferencias entre cristianos y musulmanes, recalcó Hassoun.

Annan también sostuvo encuentros con representantes y líderes de otras comunidades religiosas, a quienes expresó su esperanza de poder ayudar a impulsar el proceso de reformas y garantizar el respeto a los derechos humanos en Siria.

El enviado de la ONU exhortó a los clérigos a promover el respeto a la pluralidad, la armonía religiosa, la reconciliación y la tolerancia, ideas que deben circular -dijo- en mezquitas, iglesias y templos.

Manifestó, además, que habló con los representantes del Consejo de Seguridad de la ONU, los embajadores de la Unión Europea, y otras figuras relevantes en el mundo, y los exhortó a cooperar para garantizar la paz en Siria.

Durante el domingo, su segundo día de trabajo en Damasco, Annan se reunió también políticos de la oposición nacional, comerciantes, hombres de negocio y personas de todos los sectores de la sociedad, y se percató que "todos quieren una solución y un compromiso".

Expresó su convicción de que los sirios solos podrán resolver sus problemas, sin interferencia externa, y su misión precisamente es coadyuvar a eso.

El patriarca Ignacio IV, Hazim, de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía y Todo el Oriente, denunció que se transmite en el mundo mucha falsedad sobre la situación de los cristianos en Siria las cuales son "meras ilusiones en las mentes de los europeos".

Hazim coincidió con el Jeque Hassoun al afirmar que "en Siria, musulmanes y cristianos, vivimos como hermanos y compartimos todo".(PL)