Obama recorre museo del 11/S en Nueva York durante inauguración

Obama recorre museo del 11/S en Nueva York durante inauguraciónWashington, 16 may .- El presidente estadounidense, Barack Obama, inauguró este jueves en Nueva York el museo dedicado a las casi tres mil víctimas fatales del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.

La instalación, que se concreta casi 13 años después del atentado al World Trade Center, abrirá al público el próximo miércoles y en ella se exhiben más de 10 mil elementos que evidencian lo ocurrido, además recoge cerca de dos mil historias orales de personas afectadas por la tragedia.

Obama destacó una de esas historias, la de Welles Crowther, un trabajador de 24 años de edad, quien ayudó a sus compañeros a resguardarse en un sitio seguro antes de ser atrapado en el derrrumbe de una de las torres del Centro Mundial de Comercio.

Acompañaron al mandatario durante visita guiada por el museo el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, la primera dama Michelle Obama, así como el expresidente William Clinton y su esposa, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Después de observar algunos de los objetos, incluyendo un camión de bomberos destrozado y un muro conmemorativo con las fotos de los fallecidos, Obama se reunió en privado con familiares de las víctimas.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, pidió al gobierno federal ayuda para subsidiar el museo, en un intento por permitir el libre acceso para el público, pues es causa de polémica el precio de 24 dólares que costará el boleto de entrada en el caso de los adultos, un asunto sobre el cual la Casa Blanca se ha negado a opinar.

De cumplirse lo establecido, de tal pago se exceptuarían solo los miembros del servicio activo, familiares de quienes perdieron la vida en los ataques y los que participan en los esfuerzos de recuperación.

Según datos actualizados de la Oficina del Forense de la ciudad, todavía quedan por identificar mil 115 de las dos mil 753 personas que perdieron la vida tras el derrumbe de las Torres Gemelas.

Además, de los 22 mil fragmentos humanos que se recuperaron en la zona cero más de un tercio aún no han sido cotejados.

De acuerdo con el diario The Hill, el Museo de la Memoria tuvo un costo aproximado de 700 millones de dólares, financiado principalmente mediante donaciones privadas.

Los acontecimientos del 11 de septiembre en el World Trade Center y el Pentágono configuraron un escenario de tragedia nacional y el gobierno perfiló bajo parámetros de crisis todas sus principales políticas públicas, entre ellas, la política exterior.

A partir de entonces la nueva visión de la Casa Blanca apuntó a que el país había sido atacado, no solo los símbolos de su poder global, y desató la guerra contra el terrorismo y la continuidad del antimultilateralismo que conllevaron a la administración de George W.Bush a las intervenciones en Afganistán (2001) e Irak (2003).(PL)