FIHAV 2011: Otra batalla cubana en el campo económico

Llamada a ser testigo activo de los esfuerzos nacionales en pro de la actualización del modelo económico cubano, la XXXlX Feria Internacional de La Habana FIHAV 2011 acontecerá la semana entrante en Expocuba.

Se espera allí la presencia de hombres de negocios de cerca de 60 naciones, en un reiterado respaldo a la Isla frente al bloqueo genocida y extraterritorial  de Washington, condenado el martes por vigésima ocasión consecutiva en la Asamblea General de las Naciones Unidas.
 
Consolidada como cita de interés para compañías y empresarios de todo el orbe, FIHAV es considerada la mayor del Caribe y una de las más grandes de su tipo en América Latina.     
   
De carácter general, el foro anual expondrá a partir del lunes entrante dentro de su ámbito:  alimentos y bebidas; servicios de atención médica; bienes de capital y de consumo; productos básicos,  textiles; maquinaria y tecnologías diversas.
   
Esta reunión comercial constituye una de las estrategias de Cuba para ampliar el mercado de sus producciones y servicios, y enfrentar la irracional postura de la Casa Blanca, que desde hace medio siglo no hace más que socavar los esfuerzos nacionales en pro del desarrollo. De no existir esa abierta guerra económica, no alcanzaría la superficie total del mayor recinto ferial cubano,  porque solo con la presencia de los empresarios norteamericanos se coparía toda el área disponible.
   
Buscar nuevos mercados y clientes para el avance de la economía autóctona, tanto en las exportaciones o importaciones y afianzarlos, deviene una necesidad para el Estado, y la feria emerge cual un espacio oportuno en el que convergen múltiples naciones y culturas.
   
Lograr hacer FIHAV con todos los problemas que atraviesa Cuba y el planeta; como las crisis económicas, financieras y  las inclemencias del tiempo, reviste una importancia capital, por ejemplo, para el impulso de las relaciones económicas bilaterales.
   
Tal ha sido uno de sus propósitos desde su fundación en 1983, en el Palacio de Convenciones, su sede pionera, hasta pasar a su anfitriona actual en 1989.
   
El Pabellón Cubano, instalado en su pabellón central, ocupará cinco mil metros cuadrados, donde habrá 103 stands, en tanto las empresas representadas ascenderán a la cifra de más de 300.   Su tema central es el de la salud, cuyas entidades estarán situadas al centro del área antillana, encabezadas por la nueva empresa "Servicios Médicos Cubanos" (SMC).
   
Fiel reflejo y termómetro de los resultados del país en las últimas tres décadas, este encuentro ha permitido superar obstáculos y que el producto cubano despliegue sus potencialidades en cuanto a calidad y cantidad.
   
La adhesión internacional que alcanza en cada convocatoria deviene muestra evidente de que la bolsa  conserva su vigencia y en los momentos que corren está llamada a convertirse en un escenario, que contribuya a la actualización del modelo económico cubano y por ende al fortalecimiento de los vínculos económicos de la isla con otros países.
   
A esos fines estratégicos se sumará el esfuerzo generalizado de la Antilla Mayor en aras de ahorrar recursos y hacer más eficiente la economía. La diversificación de los mercados, el incremento del nivel de los bienes y servicios para una efectiva promoción de las exportaciones y de la sustitución de importaciones son objetivos bien identificados en los lineamientos económicos y sociales aprobados para el año en curso.
   
De todo ello se hará eco FIHAV 2011, que recibirá dentro de pocas jornadas a unos tres mil expositores de las más diversas latitudes, en un mensaje fehaciente de que, pese al bloqueo imperial, la feria cubana por excelencia mantiene su vitalidad. (Por Luz Marina Fornieles Sánchez, AIN)