Con la pluma en ristre y la espuela en el talón

Con la pluma en ristre y la espuela en el talónEl ideario de Martí orienta constantemente a los que llevamos la pluma en ristre. Sobre bases sólidas seguimos divulgando la verdad de la realidad de esta Isla, su firme Revolución y la humana objetividad de su Socialismo.

El Día de la Prensa Cubana no es sólo para hacer un balance de lo que se ha hecho en materia periodística, es para reflexionar a pensamiento abierto sobre lo que nos corresponde hacer en las próximas jornadas desde posiciones militantes.

Condenar el bloqueo a que estamos sometidos hace medio siglo por la inmundicia idealista yanqui, exigir con más ahínco la libertad de los cinco antiterroristas, presos políticos en cárceles estadounidenses, combatir los antivalores, la corrupción, las ilegalidades. Convencer de lo vital que es ahorrar, producir y emplear racionalmente lo que tenemos, con el consciente aprovechamiento del horario laboral, debe ser verbo elocuente en la prosa colosal.

Fructíferas han de ser las ideas ante cada desafío y victoria, en los proyectos para consolidar la economía, el desarrollo social y el fortalecimiento de la batalla político-ideológica.

Desde los medios donde nos encontremos el deber requiere de ética fidelista y la rica herencia de sacrificio que nos legó Martí.

Muchos fueron los que se mantuvieron junto al Apóstol con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el talón. Guiados por él, escribieron con espíritu sobrio y elegante; descubrieron sus extraordinarios dotes de organizador y su capacidad para ver el futuro de la América Nuestra.

Consagrados vamos a la vanguardia, y ante la retórica saldrá  el talento de la tinta para la creación genial, buena y dichosa. La sinceridad será en todo momento el valor ético y estético que nos distinga, donde madure constantemente la expresión fiel del estilo franco.

Santiago SantaCruz (Cronista Unión de Historiadores)
Cortesía para Radio Santa Cruz