Trato ameno, variedad y calidad de expendios van a la par en santacruceña unidad La Caobita

Santa Cruz del Sur, 4 feb. – El trato ameno va a la par de la calidad y variedad de ofertas en la unidad del sector de la gastronomía La Caobita, ubicada en la comunidad de igual nombre de este territorio.

“El servicio que se nos brinda es muy bueno. La calidad de los productos está en correspondencia con los nuevos precios”, dijo preciso el consumidor Daisel Bronw Martínez.

Carlo García Mora, residente del lugar, aseveró “que todos los días se dan a conocer en la pizarra los alimentos a venderse. Hay para escoger de acuerdo a la posibilidad de cada cual”.

En el pintoresco inmueble hay muchos detalles. Estos hablan por sí solos del sentido de pertenencia del colectivo de trabajadores gastronómicos visitado. La ambientación, la higiene, el buen llevarse y la creatividad en la elaboración de cada producto lo demuestra.

Yaimara Guerra Reynaldo, la administradora de La Caobita aplica como está establecido la Resolución número 142. “Me da la facultad a través de la autogestión para comprar viandas, hortalizas y especies a campesinos. También en las unidades productoras La Granjita, Seguidores del Che y El Francés”.

Allí se elaboran a diario comidas que los caobiteños pueden llevar a sus hogares, independientes de los confeccionados para el Sistema de Atención a la Familia (SAF) con los que se benefician diez asistenciados.

Vengo a buscar el almuerzo para mi mamá. Ella ya no puede caminar largas distancias. No tenga queja alguna. Todo ha mejorado. Es muy aceptable lo que elaboran. Es verdad que los precios están un poquito altos, pero ya las chequeras fueron incrementadas” manifestó Nancy Gamboa Aldana.

La Guerra Reynaldo explicó que el precio tope del SAF es de 13 pesos en el almuerzo y la comida. El desayuno, refirió, es opcional. Acotó que en ocasiones esos alimentos no llegan al importe señalado. “Está en dependencia del producto cárnico a ofertarse”, aclaró.

Aprovechó la fémina para resaltar el apoyo que recibe de sus camaradas de la santacruceña unidad gastronómica La Caobita a fin de lograr la excelencia en el servicio al cliente.