Trabajadores de centro de elaboración santacruceño atareados en producción de alimentos

Santa Cruz del Sur, 5 abr.- Los 15 trabajadores directos a la producción en el centro de elaboración del territorio continúan atareados en el procesamiento de alimentos que  requiere también el pueblo en la mesa familiar, sin dejar de cumplir las indicaciones sanitarias instituidas en la nueva situación epidemiológica.

Tras recibir el periodista una llamada telefónica de la administración del establecimiento perteneciente a la empresa municipal de Comercio y Gastronomía, los pasos del reportero alcanzaron mayor prisa de lo acostumbrado.

Lo que acontecía debía darse a conocer pues hay lugareños  reacios a creer que allí no se procesa el embutido comprado tantas veces por los pobladores  de la localidad.

Wilfredo Villamar Martínez y René Camejo Parra son obreros multioficios, Aunque tienen obligaciones individuales El primero es el encargado de preparar el chorizo utilizando la cabeza de cerdo, el  picadillo MDM u otro recurso cárnico disponible, a lo que agrega ajo,  cebolla, vinagre, entre otros.

Camejo Parra la pone la masa en la nevera y al día siguiente la cocina a más de 65 grados de temperatura. Normas que no permiten equívocos. La exquisitez del nutritivo alimento parte a su vez de ese principio.

En nombre de las féminas de la unidad, Alejandrina Pérez Ramírez expresó su satisfacción por los logros productivos obtenidos. “Servir bien al pueblo nos hace a todas más felices”, confirmo.

La elegante administradora de la entidad Maira Mesa Pérez, informó  la elaboración que se ejecutaba de 508 libras de chorizo a base de picadillo MDM para comercializar de inmediato a los pobladores, a la vez se porcionaban 227 kilogramos de pollo para los sistemas de atención a la familia (SAF) creados en la comarca.

Después reiteró­: “Cualquier tipo de producto alimenticio y la cantidad que sea estamos en la mejor disposición de procesarlo”.

Antes de la retirada del periodista los aplausos de los hombres y mujeres del santacruceño centro de elaboración, dedicados a ellos mismos, devinieron muestras  de amor a su tarea y al pueblo.