Resaltan en Cuba humanización de terapia de insulina con NovoPen 4 (+Foto)

La Habana, 30 may .- La humanización del tratamiento de insulina mediante el dispositivo moderno NovoPen 4 mejora la calidad de vida de los diabéticos en Cuba, aseguró aquí Luis Cisneros, gerente general de Novo Nordisk para Centroamérica y el Caribe.

 

Elevar el nivel de insulinización en el país mediante el cambio de viales y jeringas por un mecanismo más práctico ayuda al paciente a tener una dosificación menos dolorosa con la utilización de agujas finas, declaró a Prensa Latina el especialista de la empresa danesa, líder mundial en productos para diabéticos.

A pesar de que se ha avanzado en el método con insulina desde su descubrimiento en 1921, muchos pacientes todavía viven con desafíos. Por ese motivo, el Ministerio de Salud Pública de Cuba aprobó hace tres años este proyecto, enfatizó Cisneros en el contexto del recién concluido I Congreso Internacional de Diabetes que reunió en esta capital a unos 400 especialistas de América Latina, Europa, Asia y Estados Unidos.

La entrega de NovoPen 4 en Cuba inició con un grupo de 20 mil pacientes, distribuidos en varias provincias del país, con prioridad para los diabéticos tipo I del programa materno-infantil, los jóvenes de hasta 25 años, además de las personas con discapacidad visual o con enfermedad renal crónica, explicó el experto.

No obstante, se pretende que todos los pacientes cubanos accedan a esta tecnología en un período de mediano plazo, hasta que más del 90 por ciento de la población se beneficie con este método de aplicación de la insulina, añadió.

El NovoPen 4 resulta mucho más cómodo para el paciente que cargar el vial refrigerado, lo que hace que se comprometa mejor con el tratamiento y por tanto sus controles de glicemia mejoran. La posibilidad de mantenerlo a temperatura ambiente (hasta 30 grados Celsius) favorece la adherencia al tratamiento, pues el diabético no está atado a cargar el vial en una hielera.

Según Cisneros, el cambio de un dispositivo tradicional para aplicar la insulina a NovoPen 4 se traduce en precisión y durabilidad de hasta cinco años, con notables beneficios económicos por la reducción del desperdicio de insulina y el ahorro tanto en gasto de jeringuillas como en espacio de almacenaje.

El especialista de Novo Nordisk resaltó que Cuba fue el primer país de Centroamérica y el Caribe en utilizar a nivel institucional esta solución, aunque acotó que la misión de la empresa danesa es extender los beneficios a toda la región para mejorar la vida de los pacientes dependientes de insulina.

Este propósito favorece también a todo el movimiento mundial que se gesta actualmente por la reducción del uso de plástico, debido a que cada año son botadas millones de jeringuillas, destacó Cisneros.