Innovadores sureños recuperan equipamiento en industria láctea

Santa Cruz del Sur, 7 mar. – Hace más de un mes tres trabajadores de la industria láctea del territorio lograron adaptar un coplin de goma de un compresor ruso a otro de fabricación china encargado de mover durante más de 18 horas en cada jornada 12 toneladas de amoníaco para la congelación  de la leche de vaca en el transcurso del proceso productivo.

Joaquín Herrera Suárez, técnico superior de las ramas eléctrica y mecánica de la fábrica, comunicó que en la recuperación del dispositivo participaron innovadores del taller de maquinado de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Atención a Productores de la comunidad de Cándido González donde fue ejecutado el elemental quehacer.

Además colaboraron Diosmani Alcalá Matamoros, y Gilberto Azcuy del Risco, operadores de refrigeración y caldera, en igual orden, de la entidad local.

Detalló el versado en la materia que el coplin del señalado compresor se encontraba en mal estado debiéndose reparar en varias oportunidades, pero sin resultado positivo alguno, pues al alcanzar las 886 revoluciones por minuto volvía a deteriorarse.

A la pieza de goma, dijo, se le adaptaron arandelas de seguridad interna y externa, mientras que la parte de hierro donde va el coplin se redujo y profundizó lo necesario para conseguir el propósito.

Herrera Suárez comentó que con anterioridad al compresor chino, que mantiene de igual manera la congelación de la mantequilla, el queso, la crema, el requesón, entre otros productos en la industria láctea santacruceña,  se le retiró el motor de 56 kilowatts, poniéndosele otro de menor consumo, ahorrándose desde entonces cada año una cantidad superior a los 130 mil kilowatts.(imagen de archivo)