Reafirman santacruceños trascendencia de Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba. (+Fotos)

Santa Cruz del Sur, 18 Abr.- Esa alma que es guía, orientadora compañera, dirección segura para afianzar esfuerzos y voluntades es el Partido Comunista de Cuba (PCC). Los santacruceños conocen el valor histórico política de vanguardia, la que en unidad con su pueblo comparte el combate en las trincheras de ideas, conceptos, sacrificios y estrategias.

“El Partido une al pueblo es continuación.  Juntos defendemos la patria, ni la entregamos, ni la vendemos. Los principios es la base fundamental de los revolucionarios”, manifestó Serafín Clemente Carmenate Ruz, jubilado de la Unidad Empresarial de Base (UEB) CULTISUR.

Odalina Menéndez Chávez expuso que las nuevas generaciones siempre han dado el paso al frente. La juventud está bien preparada, para asumir las nuevas tareas,  sabrá cumplir lo que le corresponde como siempre lo ha hecho.

En este Octavo Congreso del PCC no está presente Fidel, sí sus ideas, también Raúl y la generación histórica que confían, al igual que las mujeres y hombres de esta invicta Isla en los Pinos Nuevos encabezados por Díaz-Canel para dirigir y proteger la obra Martiana y Marxista.

“Este cónclave tiene gran importancia para los cubanos. Se han hecho análisis de la política económica, política y social del país. En manos de los jóvenes queda la dirección de la Revolución, el futuro de la nación”, señaló  Rolando Batista, profesor de Historia contemporánea del Instituto Politécnico de Economía (IPE) Raúl Rodríguez Moreno.

Con la dicha de las horas grandiosas y la fe puesta en que vamos a vencer el bloqueo imperialista y la pandemia. Cuba viva multiplica la fuerza de su avance.