Por un periodismo que se parezca a Cuba

La Habana, 3 nov.- A reflexionar sobre las deficiencias y retos que enfrenta la prensa cubana en la actualidad se dedicó este jueves la sesión vespertina del XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), que acontece en el Palacio de Convenciones de esta capital.

Freddy Moros, periodista, anotó como algunas de las debilidades del sistema mediático en el país la lentitud al informar y al ofrecer respuestas a las inquietudes de los públicos.

Enfatizó en la importancia de la transparencia y que el Partido Comunista de Cuba y las instituciones públicas y de Gobierno comprendan el papel primordial que tiene la información oportuna al pueblo.

Para Moros, esas situaciones han disuadido a los jóvenes que estudian la carrera de Periodismo.

Dijo que la juventud tiene que ver en ese oficio una aventura diaria para crear trabajos novedosos.

José Alejandro Rodríguez, periodista, señaló que Cuba y su Revolución no han avanzado lo suficiente en materia de periodismo.

Es preocupante el éxodo de nuestros talentos, que se podían considerar paradigmas de la prensa cubana, subrayó el también Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Tenemos que saber qué periodismo queremos para Cuba y eso solo se consigue siguiendo la trama en la gestión de la administración pública y no dando prioridad a reuniones e informes, expresó.

Enfatizó en que los titulares de los medios no son los dirigentes, sino las personas cuyas historias están aún por contarse y que están en las zonas sombrías de la sociedad.

Ayose García, periodista y director del periódico Girón de Matanzas, comentó que en ese medio se sueña un periodismo más cercano a la realidad de Cuba y su gente, a través del talento joven que llega a su redacción.

Este es un oficio que requiere, ante todo, de vocación y de ser consecuente con uno mismo y con quienes nos rodean, aseveró.

García resaltó la importancia de la ética y la profesionalización como mecanismos de creación de consenso y para erradicar los fantasmas de la censura y las mediaciones.

Arleen Rodríguez, periodista y subdirectora de Ideas Multimedios, anotó que en Cuba se ha traspasado el lenguaje burocrático a los contenidos mediáticos y se evidencia la ausencia real de la crítica en las plataformas.

Nos faltan redacciones que son el alma de los medios para fortalecer las relaciones internas entre sus trabajadores y, colectivamente, lograr el cambio de mentalidad que el periodismo cubano merece, expresó Rodríguez.

Victor Hugo Leyva, periodista santiaguero, propuso la creación de un premio que reconozca la labor de la Prensa Escrita cubana, así como de darle la oportunidad a los profesores de la carrera de participar en los concursos.

Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefe del Departamento Ideológico, aseguró a los delegados al congreso que los problemas que atañen a la prensa cubana también son los problemas de la Revolución.

Si estamos aquí es gracias, en buena medida, a esos profesionales del sector que a diario vencen las campañas enemigas, las cuales intentan quebrar la voluntad humana, acotó en su intervención.

Polanco planteó que en Cuba se hace un periodismo digno y problematizador que pone sobre el tapete las deficiencias del Estado, la sociedad y de toda la institucionalidad en el país y manifestó que existe la voluntad de resolverlos por parte de la dirección del país y con el apoyo del PCC.

La palabra rendición no cabe entre los periodistas de la mayor de las Antillas, sentenció.

Finalmente, los participantes en la cita aprobaron los Estatutos y el Código de Ética de la UPEC.

El XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba acontecerá hasta este 3 de noviembre en que se conocerá su nueva presidencia y se adoptará el plan de acción de la organización hasta 2028. (Texto y foto: Agencia Cubana de Noticias)