Policarpo Salazar García: “Lo importante es mantener la continuidad y las tradiciones…”

Santa Cruz del Sur, 27 sep.- La abnegación puesta en la tarea en que echó sudores por cerca de cuatro décadas le fue de mucho beneplácito al pescador de langosta Policarpio Salazar García (Gori).

Si se logró la productividad en la captura del crustáceo fue gracias al esfuerzo colectivo”, destacó.

En el ferro cemento 289 no sólo se levantaron las manos con los puños cerrados cientos de veces en signo de victoria pesquera, también cuando la tripulación enfrentaba con destreza marítima los fuertes vientos del sur, que nunca pudieron dañar hombres ni navío.

A muchos pescadores jóvenes enseñó Policarpio a capturar langosta.

A ellos también le corresponderá orientar bien a los que van a ocupar sus puestos cuando se aproxime el tiempo de jubilarse. Lo importante es mantener la continuidad y las tradiciones en este trabajo”, recalcó.

Otro asunto a tener en cuenta, dijo, son los mantenimientos planificados a dar a los navíos.

De no realizarse esto con el rigor establecido más tarde o más temprano hay salir de la zona de pesca y volver a puerto. El plan de captura de la tripulación se afecta”, acotó.

El santacruceño Salazar García aprendió con su padre y hermanos a pescar langosta en la zona de Marea de Belic, enclavada en la actual provincia de Granma. Forjarse en el quehacer le permitió ocupar años después el puesto de patrón en el ferro cemento 289 en Santa Cruz del Sur.