[:es]Padre por primera vez[:]

[:es]

Aquel día él era el más nervioso de la sala, caminaba de un lado para otro sin hablar con nadie pero su corazón estaba angustiado, pensando cómo estaba su amor y su mayor tesoro que venía en camino. Fue un día de mucho estrés, pero a la vez histórico y único en su vida, pues el 22 de noviembre del 2016 se convirtió en padre.

Una jornada en que por primera vez miró a los ojos saltones de su pequeña Vanessa Shanty, una niña que siempre transmite cariño y gran apego a su papá precisamente por la dedicación que él le impregnaba, desde el propio momento en que velaba a la mamá y a la hija en las madrugadas, pues su bebé siempre fue muy inquieta en esos horarios.

Con el pasar de los meses la niña va creciendo y su padre se adueña de un pedazo de su corazón pues son jornadas de preocupaciones junto a la madre cuando se enferma la princesa de mami y papi, de llevarla al hospital y darle los medicamentos que le tocan a su hora, es disfrutar de momentos alegres cuando está activa, contenta, buscando siempre la manera para entretenerse con todos los juguetes a la vez o simplemente para no dejar salir solo a su papá y decirle papi, papi.

Amoroso, dedicado, un padre ejemplar, así es Georgis Escalona Brito, un joven santacruceño que a pesar de su inexperiencia en la crianza de hijos ha sabido llenar de amor y ternura a su pequeña Vanessa Shanty y entregarle cada momento de juego, de darle su alimentación, de compartir con ella sus gustos, de ser su apoyo, de prepararla por las mañanas y hasta peinarla con unos moños medio extraños para llevarla al círculo infantil, mientras su mamá se levanta bien temprano para irse a trabajar.

Ser padre no es sólo engendrar hijos, no es sólo ocuparse de comprarle ropas y comida y en muchos casos algunos ni hacen eso, ser padre es velar por la salud del niño, es no poner la cabeza en la almohada para dormir sin saber cómo pasó el día, cómo le fue en la escuela o el centro de trabajo, es conversar con ellos sobre sus inquietudes, es preocuparse constantemente por el bienestar del hijo, es inculcarle valores positivos y darle el ejemplo para formar hombres y mujeres de bien.

Al igual que Georgis, existen muchos padres osados, intrépidos, amorosos, que son orgullo para hijos, nietos y esposas, que pasan incógnitos por la vida sin que se le reconozca en un acto público por la noble tarea de ser padre, pero que constituyen en todo momento el sostén y el ejemplo para sus hijos y familia aunque sean jóvenes o más veteranos.

Para todos ellos muchas felicidades.

[:]