Otro grupo de países pide fin de medidas coercitivas contra Cuba

Naciones Unidas, 11 abr.-La Alianza de Pequeños Estados Insulares (Aosis) pidió la eliminación de todas las medidas económicas coercitivas unilaterales impuestas a Cuba, que obstaculizan la respuesta ante la pandemia de Covid-19 en esa nación caribeña.

Esas disposiciones tienen gran impacto en la posibilidad de que la mayor de las Antillas adquiera equipos y suministros médicos necesarios para proteger a su población de la epidemia del nuevo coronavirus, señaló la AOSIS en un comunicado.

La declaración, divulgada este viernes por la misión de Cuba ante la ONU, se refiere a los impactos humanitarios, sociales y económicos de la propagación de la Covid-19, que se agrava con los efectos del cambio climático en el planeta, especialmente para los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Además, la Aosis expresó su preocupación sobre cómo los países en desarrollo, especialmente las islas con sistemas de salud débiles y que carecen del equipo médico necesario, podrían luchar contra el creciente número de personas infectadas con la Covid-19.

En ese sentido, resalta que el multilateralismo y el apoyo de la comunidad internacional resultan esenciales en estos momentos, para no dejar atrás a los más vulnerables.

La Alianza también señaló que el escenario mundial actual exige que los Estados basen sus relaciones en solidaridad, buena voluntad y apoyo a las poblaciones vulnerables.

Por ello, abogó por garantizar préstamos, intercambiar tecnologías y reforzar donaciones y colaboraciones de donantes sin condiciones onerosas.

La Aosis (conformada por 44 pequeñas islas de las regiones del Pacífico y el Océano Índico, el Caribe y los mares de África, India y el sur de China) agradeció el papel de la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas en el liderazgo mundial para combatir la pandemia.

Con esta declaración, la AOSIS se suma a los llamados del Movimiento de Países No Alineados, el Grupo de los 77 más China y varias altas autoridades de ONU y relatores independientes que piden el fin de las medidas coercitivas unilaterales en medio de la pandemia.

En reiteradas ocasiones, la representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, ha denunciado cómo el bloqueo de Estados Unidos contra la isla caribeña impide la compra de medicamentos y otros recursos necesarios para enfrentar la pandemia.

Medicinas, equipos, suministros, alimentos y combustible han sido enviados desde otros países en solidaridad con el pueblo cubano, pero el bloqueo norteamericano impide que arriben a la isla, explicó la embajadora

Según destacó, ese cerco estadounidense es el principal impedimento para comprar material requerido en el enfrentamiento a la pandemia, así como para proporcionar y recibir ayuda internacional.

El uso de sanciones como herramienta de política exterior es inadmisible durante una pandemia, destacó la diplomática cubana y convocó a priorizar el espíritu de cooperación, multilateralismo y solidaridad al enfrentar la propagación del nuevo coronavirus.

Al respecto, recordó los continuos pedidos del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, a aumentar la solidaridad y la cooperación para combatir la Covid-19. (Prensa Latina)