Octogenario santacruceño: La tierra pertenece en esta Revolución a quienes la trabajan

Santa Cruz del Sur, 4 dic.- José Miguel Lores Rodríguez no tuvo chance de gastar las energías en juegos infantiles. Este hombre de hablar campechano y franca mirada nació con la pobreza acompañante de aquella época antes de 1959 en el entorno campesino de San José de Palomares, perteneciente a esta localidad.

“Desde niños, mis hermanos y yo nos dedicábamos a cultivar la tierra. Sembrábamos mucho junto con mi papá. Criábamos puercos, gallinas y teníamos algunas vacas para garantizar la leche de la casa. El viejo siempre nos tenía bien afilados los azadones y machetes”.

En cuanto a la superación educacional en aquella cruel etapa el octogenario no tardó en referir:

“Nos hubiera gustado ir a la escuela pero para eso tampoco había tiempo. Todos en la casa éramos analfabetos. Fidel nos ayudó a salir de la ignorancia”, resaltó.

Plantar sobre los surcos las semillas para garantizar los alimentos es para Lores Rodríguez de suma importancia.

“La tierra es la que lo da todo, pertenece en esta Revolución a quienes la trabajan. No podemos renunciar a esta tarea. De ahí sale la alimentación del pueblo”, dijo.

“Cuando llego a la casa, y los fines de semana, atiendo los cultivos de mi patio”.

José Miguel reside en el barrio de Las Delicias, alejado siete kilómetros de la localidad cabecera de Santa Cruz del Sur. Él es uno de los adultos mayores que recibe atención en la Casa de Abuelos.