La tragedia que nunca olvida Santa Cruz del Sur (+ Fotos)

Santa Cruz del Sur, 9 nov.- Las “heridas” del infausto día del 9 de noviembre de 1932 quedan en la memoria de los que pudieron a duras penas escapar de la voracidad del huracán y aún viven para contar la historia. Tragedia narrada por parientes cercanos a los de menos edad y que estos a su vez legaran a sus descendientes.

El 9 de noviembre de 1932 quedó como pedrusco salitroso clavado en el “corazón”de la historia de la localidad. En fotos de la época, bien conservadas en el Museo Municipal, aparece en blanco y negro la triste imagen que envolvió a la comunidad de pescadores.

Nada iba a pasar, pensaban la mayoría de los moradores del otrora caserío costero que tuvo como nombre Santa Cruz del Sur. Ni siquiera el sagrado patronímico fue respetado por la naturaleza, poseída frenéticamente de vientos, lluvias y olas hasta de seis y siete metros de altura.

La confianza traicionó con la muerte a los que no se imaginaron que el mar los iba a sepultar en sus entrañas sin importar llanto, pedidos de misericordia, ni súplicas. Incontables son las desgarradoras anécdotas capaces de anudar las palabras y provocar desenfrenados “canalizos” de lágrimas.

Ambiciones hinchadas de despreocupación por parte de los gobernantes de turno, trajeron como consecuencia la llegada tardía del tren de  auxilio a esta comarca.

El sombrío pitazo de la negra locomotora quedó retenido con amargura en los tímpanos de las desesperadas víctimas y en las manos de los que aún en los estertores del trance final imploraban salvación.