Irán comenta envío de uranio a Rusia y espera pronto fin de sanciones

Teherán, 30 dic. -Irán confirmó que exportó a Rusia nueve toneladas de su uranio enriquecido como parte del acuerdo nuclear y expresó hoy confianza en que la aplicación de dicho pacto acelere el fin de las sanciones económicas.


El director general de Asuntos Políticos y de Seguridad del ministerio de Relaciones Exteriores, Hamid Baeedinejad, comentó que el 28 de diciembre se ejecutó "una de las tareas más difíciles del Plan de Acción Conjunta Integral (PACI)", nombre oficial del entendimiento con seis potencias mundiales.

Añadió que esa exportación fue "una de las operaciones más complicadas para transferir reservas de uranio desde Irán" tras dos meses de trabajo día y noche para concretar el envío en coordinación con Rusia y Kazajstán.

En la información divulgada en una red social, Baeedinejad agregó que el intercambio de combustible nuclear marcha bien y Teherán ha importado ya 137 toneladas de óxido de uranio concentrado, conocido como torta amarilla, desde Moscú, a donde exportará más uranio enriquecido en los próximos días.

Dicha transacción está contemplada en el PACI suscrito el 14 de julio de este año en Viena por la república islámica y el Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania).

El 23 de noviembre, el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Alí Akbar Salehi, señaló que su país había firmado un acuerdo con Rusia para exportar nueve toneladas métricas de su uranio enriquecido e importar 140 toneladas de mineral de uranio natural.

La exportación iraní fue confirmada por la cancillería rusa luego de que Salehi lo notificó a la agencia estudiantil ISNA, pero también mereció el apoyo de los máximos responsables de las Relaciones Exteriores de Estados Unidos, John Kerry, y de Alemania, Frank-Walter Steinmeier.

Kerry se refirió a la transferencia como "progreso significativo" en el cumplimiento por la nación persa de su acuerdo para detener el supuesto desarrollo de armas nucleares, mientras Steinmeier opinó que es "uno de los primeros pasos muy importante" para implementar el PACI.

Teherán ha negado siempre cualquier intención de fabricar una bomba nuclear y recientemente la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) determinó que sus investigaciones sobre el programa iraní desde 2009 no hallaron evidencias de fines militares.

Por su parte, el presidente del Majlis (parlamento), Alí Larijani, aseguró hoy desde Qom que el resultado final de las conversaciones nucleares con el G5+1 será la eliminación de las sanciones y la aceleración del proceso de desarrollo en el país.

El procedimiento seguido por los negociadores fue lógico, valoró, al añadir que se logró que sobreviviera la tecnología y las investigaciones nucleares iraníes, se eliminarán las sanciones, mejorarán las actividades atómicas en el futuro y se prepara el terreno para un crecimiento económico más rápido.