Filme El Mayor marca homenaje del cine a la cultura de Cuba

La Habana, 20 oct.- Historia, firmeza, batallas y amor emergen entre la trama de la película El Mayor, que llega hoy a la gran pantalla en esta capital, como tributo al Día de la Cultura Nacional en Cuba.

 

Obra póstuma del director Rigoberto López Pego, la cinta recrea la trayectoria de uno de los grandes jefes políticos y militares de la guerra independentista en la isla: Ignacio Agramonte, quien aparece en la cinta, no solo como el gran estratega, sino como el hombre enamorado de su esposa Amalia Simoni.

Con la presentación especial del filme en el cine Charles Chaplin, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) conmemora también el legado de su director, pues se cumplen 50 años de que su realizador comenzara a trabajar en la institución dedicada al desarrollo del séptimo arte en la isla.

Protagonizado por Daniel Romero, el largometraje cuenta con las actuaciones de Claudia Tomás, Rafael Lahera, Ulyk Anello y Aramís Delgado, mientras el guion estuvo a cargo de López Pego junto al dramaturgo Eugenio Hernández.

La narrativa del filme recorre las contradicciones y aciertos experimentados por Agramonte, en tanto refleja su presencia en momentos trascendentales de la historia como la aprobación de la primera Constitución de la República en Armas, la de Guáimaro, firmada el 10 de abril de 1869.

Según explicó Luciano Castillo, director de la Cinemateca de Cuba, el audiovisual constituye el punto culminante de una de las grandes obsesiones de López Pego, quien logró materializar el proyecto de su vida en 2018.

Con el propósito de ilustrar con mayor autenticidad las escenas, el rodaje se desarrolló en las llanuras de la oriental provincia de Camagüey, así como en otras locaciones relacionadas con la vida de Ignacio y Amalia.

Fruto de la colaboración entre el Icaic, el Ministerio de Cultura y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, El Mayor recrea las cargas al machete protagonizadas por los mambises del ejército libertador durante las luchas contra los colonizadores españoles, acompañadas por la música original de José María Vitier y efectos sonoros de Iván Lejardi.

López Pego falleció antes de finalizar la pieza, logró concluir el primer corte, pero el resto de la edición y trabajo de postproducción estuvo en las manos de su amigo el fotógrafo Ángel Alderete.

La presentación forma parte del programa cinematográfico del Icaic por la Jornada de por la Cultura Cubana, el cual incluye una selección de documentales como Volverán los abrazos, Soberanía, Retorno, entre otros, que están a la espera de la presentación oficial en salas del país.

(Prensa Latina)