Extraño animal sin ojos, iridiscente y que se creía extinto, vuelve a ser visto

Un proyecto dedicado a redescubrir animales que se daban por desparecidos ha vuelto a dar registro de un animal sin ojos.

Gracias a un proyecto que inició en 2017, cuyo fin es encontrar especies que se creían extintas, este pasado 24 de noviembre volvió a ser visto el topo dorado De Winton (Cryptochloris wintoni), un animal sin ojos.

Aparte de la peculiaridad señalada, este topo cuenta con un pelaje dorado iridiscente y la capacidad de desplazarse con gran facilidad a través de dunas de arena. Y, cabe decir, que el animal no había sido visto desde 1936.

Los responsables de hallar un ejemplar de tan exótica especie conforman el equipo de investigadores de la ONG Endangered Wildlife Trust y la Universidad de Pretoria. Pero, a su lado, iba un perro rastreador que fue clave para dar con el topo dorado De Winton.

El hábitat principal de la especie que nos reúne son las dunas de la costa sudafricana. De hecho, fue en la playa de Port Nolloth, en la costa occidental del país africano, donde se volvió a ver al animal sin ojos.

Una búsqueda sofisticada

Si se pensaba en un grupo de personas buscando al animal, a partir de la vista y el olfato del can rastreador, resulta justo aclarar que el método empleado en la misión es algo un poco más complejo y sofisticado que aquello.

Lo que los investigadores hicieron fue buscar pistas a través del ADN ambiental (en inglés, eDNA). En este caso, los indicios son moléculas de material genético que todos los animales dejan a su paso al interaccionar con el medio.

En parte, este método ayudó a precisar si la especie era la que los investigadores estaban buscando. El problema radica en que hay 21 especies de topos dorados, y varias de ellas tienen apariencia similar.

Además de la ausencia de ojos, el topo dorado De Winton tiene un tamaño similar al de un hámster doméstico. Este pequeño animal fortalece la esperanza de seguir encontrando otras especies que han desparecido y que podrían seguir por ahí. (Tomado de National Geographic en Español)