Egipto sorprende con espectáculo solar en templo de Abu Simbel

El Cairo, 23 oct.-Atraídos por la exclusividad del espectáculo, turistas de distintas nacionalidades esperaron el alba en el famoso templo de Abu Simbel con el objetivo de admirar la estatua del faraón Ramsés II, iluminada por los rayos solares.

 

Acontecido sólo el 22 de febrero e igual día de octubre, el sol permite apreciar todos los detalles de la escultura dedicada al gran ancestro, como fue llamado el rey que gobernó el Alto y Bajo Egipto, y de otras dos inspiradas en deidades veneradas en tiempos faraónicos.

La luz del amanecer sobre la figura de Ramsés II duró unos 20 minutos, regalando una seductora vista del santuario (perteneciente a Asuán), por el contraste entre las zonas soleadas y las que permanecieron en la sombra, comentó Egypt Today.

Además de lugareños, visitantes de varias naciones llegaron a ese lugar de madrugada para presenciar de cerca una imagen que ha recorrido el mundo y dejar constancia gráfica de ese fenómeno.

Debido a los azotes de la Covid-19 es obligatorio entrar al templo con mascarilla y guardar una distancia segura entre unos y otros, explicó Nuba Abdel-Moneim, jefe de Antigüedades en la gobernación de Asuán, citado por el portal digital.

El sitio arqueológico de Abu Simbel (1265 a.n.e) es uno de los más famosos de Egipto, durante tres mil años estuvo asentado en la orilla occidental del Nilo, entre su primera y segunda catarata.

Posteriormente como resultado de una verdadera hazaña ingeniera el complejo fue desmantelado y reubicado en una colina más alta para protegerlo de las aguas del río, que atraviesa varios países africanos.

Desde el pasado 1 de julio Egipto reanudó los vuelos internacionales y el turismo, comenzando por las gobernaciones con mejor situación epidemiológica.

Posteriormente autorizó la entrada otra vez a la totalidad de sus museos y sitios arqueológicos, entre los que destaca Abu Simbel, levantado cerca de la región Nubia (fronteriza con Sudán). (Prensa Latina)