Diputados evalúan desenvolvimiento económico de Cuba

La Habana, 27 oct.- La agenda económica regirá hoy en el primer día de sesiones de este año de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, que mantuvo sus labores en estos meses de enfrentamiento a la Covid-19.

 

Una parte de los diputados vuelve al Palacio de Convenciones de La Habana, aunque la mayoría participa desde sus provincias a través de videoconferencias.

Así ha sido en los dos días previos al inicio este miércoles del séptimo período ordinario de sesiones de la IX Legislatura del Parlamento.

El desenvolvimiento de la economía en el primer semestre del año ocupará buena parte de la jornada, sobre todo a cargo del titular de esa cartera, el ministro Alejandro Gil.

Resulta un tema medular para un país que además de dedicar esfuerzos y recursos a combatir la pandemia, lo hace en las difíciles condiciones que le impone el reforzado bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

Ello ha privado a la isla caribeña de necesarios ingresos en divisas, en medio de una fuerte persecución de esas fuentes por parte de Washington que busca la asfixia económica de Cuba.

Otro punto en la agenda de los legisladores será la liquidación del Presupuesto del Estado del año fiscal anterior, un instrumento que cobra vital importancia para el financiamiento de importantes planes sociales del Gobierno.

También evaluarán lo que denominan aquí la Tarea Ordenamiento, cuya ejecución comenzó en enero pasado con propósitos como ordenar la economía, hacerla más transparente, promover las exportaciones, la eficiencia, la distribución socialista de a cada cual según sus resultados, y con justicia social.

El proceso conllevó unificación monetaria y cambiaria, reforma de salarios, precios, reevaluación de pensiones, eliminación de gratuidades, entre otras medidas.

Todas esas disposiciones han tenido un fuerte impacto en la vida nacional, en particular la población, que también resiente las más de 240 medidas de hostigamiento impuestas por el Gobierno estadounidense para hacerle las cosas más difíciles a los habitantes de esta isla antillana.

(Prensa Latina)