Atletismo: Yaimé cumple y Yulimar hace historia

La Habana, 21 mar.- La santiaguera Yaimé Pérez se coronó otra vez en el lanzamiento del disco de la Copa Cuba de Atletismo, en un soleado domingo en el que la Isla amaneció disfrutando del récord mundial bajo techo de la fuera de serie venezolana Yulimar Rojas.

En el Estadio Panamericano, al este de la capital, se vivió la última jornada de la Copa con varios momentos importantes, pero había un tema de conversación común para los aficionados: los 15,76 metros con que Yulimar se consagraba nuevamente en la cúspide del deporte mundial.

La alumna del cubano Iván Pedroso es la principal favorita siempre que sale a competir, pero a eso hay que sumarle que no solo es el oro… ya va siendo una costumbre el superar una y otra vez el récord del orbe.

Esta vez la increíble marca llegó en el último día del Campeonato Mundial de Atletismo Bajo Techo de Belgrado, y la registró durante su sexto y último intento, aunque desde el primero ya era reina.

La serie comenzó con 15,19 metros, un registro que ya le aseguraba sin discusión su tercer título consecutivo, pero ella siempre quiere más… y lo buscó. Luego vinieron saltos válidos de 15,04 y 15,36 metros, para rematar con el definitivo 15,74.

Atrás quedó la plusmarca indoor de 15,43 y también la del aire libre de 15,67 de Tokio 2020… su límite es un enigma, lo cierto es que la caraqueña de 26 años es por derecho propio una de las más grandes atletas de la historia y aún tiene más que enseñar…

En esa misma competencia lució bien por Cuba Liadagmis Povea, quien con su mejor marca de la temporada de 14,45 metros. Lo mejor fue su estabilidad, no cometió faltas y sus seis saltos estuvieron por sobre los 14,15 metros.

Menos afortunado resultó el paso de la jovencita Leyanis Pérez, enfrentada a su primera cita de este tipo y con 13,99 metros como registro válido para concluir oncena.

Un detalle: por primera vez en estas lides las 10 mejores mujeres del triple salto superan los 14 metros. En plata quedó la ucraniana Mariya Bekh-Romanchuk (14,74/marca personal) y en bronce la jamaicana Kimberly Williams (14,62/marca de su temporada).

El sueco Armand Duplantis no quiso quedarse detrás y también se superó con otro récord del orbe desde la pértiga. Los 6,19 metros celebrados hace unas semanas no le fueron suficientes y ahora “voló” hasta los 6,20 metros.

Mondo Duplantis tampoco parece tener límites. Con 6,05 metros en el “bolsillo” y ya dueño del título, intentó la mágica altura. La varilla se sitúo en los 6,20 metros en la Arena Stark y lo intentó dos veces sin éxito… a la tercera fue la vencida y el mundo le venera.

En los mil 500 metros entre hombres el etíope Samuel Tefera marcó 3:32.77 minutos, válidos para récord del campeonato, y dejó en plata al noruego plusmarquista universal y campeón olímpico Jacob Ingebrigtsen (3:33.02).

Mientras eso pasaba en la capital serbia, aquí en La Habana Yaimé conseguía cuatro disparos por sobre los 60 metros y reinaba en el disco con 64,02 metros.

«Eso sobrepasa lo que le había planificado. Ella está ahora mismo en preparación de fuerza y le había puesto 61 metros como marca», explicó la entrenadora Hilda Elisa Ramos, quien también siguió los disparos de su otra alumna Silinda Morales.

«Para Yaimé tengo planificado una sola macro estructura hasta el Campeonato Mundial de Eugene. Ella comenzó a entrenar en enero y por eso es que todavía con va a entrar en la etapa precompetitiva», comentó la todavía recordista nacional del lanzamiento del disco.

«Silinda sí está cerrando macro. Y por eso los 59,29 metros con que quedó segunda están un poco por debajo de lo que le planifiqué», añadió acerca de la campeona de los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021.

«Estamos buscando marca para el Mundial (63,50), y eso tiende a presionarla cada vez que compite, pero ha ido evolucionando bien y solo tenemos que seguir trabajando para lo que queremos lograr», ratificó.

La Copa Cuba concluyó este domingo luego de tres días de acciones con un saldo muy positivo: el recuperar las competiciones nacionales tras dos años de suspensión por la pandemia de la covid-19.

En el Estadio Panamericano se constató disciplina organizativa, agradó la imagen de la nueva pista y todas las áreas de campo en buenas condiciones. Se mostraron atletas del equipo nacional y de todas las provincias.

Los análisis en cuanto a marcas logradas o no, vendrán en los próximos días, pero lo importante es que haya atletismo para ver en casa y buscar nuevos talentos en cada evento nacional.