Aporta CIGB de Camagüey al desarrollo agropecuario de Cuba

Camagüey, 26 abr.- El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey encamina su labor a impactar en el desarrollo de la rama agropecuaria en Cuba, con la producción de vacunas de uso veterinario y bioproductos para la agricultura del país.

Para el actual año el propósito es distribuir dos millones 500 mil dosis del inmunógeno Gavac, empleado contra la garrapata del ganado bovino del género Rhipicephalus (boophilus) microplus, además de un millón 300 mil de Porvac, utilizada contra la peste porcina clásica, y tres mil unidades del bionematicida Hebernem, eficaz sobre todo para los cultivos tapados.

Así refirió a la ACN Nemecio González Fernández, director de la institución, quien especificó que cuentan con los insumos necesarios para lograr lo previsto en el primer semestre del calendario para Gavac y Porvac, y en el caso de Hebernem se completan en aras de cumplir con el plan propuesto.

Hacia Panamá, Nicaragua y Brasil está pactada la exportación de 100 mil dosis del primer inmunógeno, el cual fue diseñado para el control del ectoparásito más común en los potreros cubanos, comentó el directivo.

Por atrasos en la importación de materias primas, a raíz de la incidencia de la pandemia de la COVID-19, el año precedente cerró con la recaudación de cinco millones 200 mil pesos cubanos, lo cual representa un 45 por ciento del cumplimiento del plan que se previó, subrayó.

En tanto, al cierre del primer trimestre del calendario en curso fueron entregadas 187 mil 800 dosis de Porvac, 124 mil 450 de Gavac, y 822 unidades de Hebernem.

Entre las proyecciones del CIGB de la región agramontina, segundo de su tipo fundado en la nación caribeña, sobresale la obtención de la vacuna contra la enfermedad hemorrágica del conejo, actualmente en la etapa de avanzada de desarrollo tecnológico.

El directivo puntualizó que ello comprende llevar el preparado hacia una escala productiva, o sea, escalado de la tecnología, la realización de un estudio de estabilidad, el establecimiento de todos los parámetros del proceso, y al final un ensayo clínico para presentar la documentación de registro a la entidad reguladora.

Igualmente son evaluadas otras fuentes de materias primas para encauzar la producción de Hebernem en Cuba, al tiempo que se continúa en la búsqueda de otros bioproductos, entre ellos resalta un estimulador del crecimiento, el cual está en estos momentos en la fase de la formulación final, para luego incluirlo como otra alternativa más en la agricultura.

González Fernández comentó que ese nuevo producto tiene más marcadas las potencialidades de crecimiento de las plantas, y desde el punto de vista tecnológico ofrece algunas facilidades para su sistema productivo, aunque la idea no sería competir con Hebernem, si no emplearlos de conjunto, pues en dependencia de los cultivos pueden tener diferentes acciones.

A su vez trabajan en la obtención de otra vacuna contra la garrapata, de un mayor espectro, pensando en beneficiar a otras especies de animales.

El accionar de los profesionales del CIGB de Camagüey está presente también en los ensayos clínicos del candidato vacunal anti COVID-19 Abdala, generado por su homólogo de La Habana, mediante la participación en la analítica de los estudios. (Texto y foto: ACN)