Anuncia Irak inminente derrota del Estado Islámico en el país

[:es]

Mosul, 30 jun.- Con una toma simbólica: las ruinas de la mezquita Al Nuri, donde el líder del terrorista Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, proclamó hace tres años su califato desde la ciudad de Mosul, Irak se apresta a expulsar al grupo extremista de su último gran bastión urbano en el país y dar por derrotado a ese movimiento radical.

Las fuerzas especiales de las tropas iraquíes se hicieron este jueves con lo que quedaba de la Mezquita Al Nuri, volada hace unos días por el propio Estado Islámico, en medio de la ofensiva gubernamental lanzada el año pasado para reconquistar Mosul, donde los yihadistas han quedado en estos momentos limitados a un último reducto, ubicado al interior del casco antiguo de la urbe.

Según fuentes oficiales, las fuerzas gubernamentales controlan el 50 por ciento de la llamada ciudad vieja y esperan anunciar pronto la liberación y su triunfo en Mosul, tres años después de que el Estado Islámico la ocupara.

Pero la fase final de la operación se ha complicado, por la resistencia que siguen mostrando los combatientes del Estado Islámico en el casco histórico de Mosul, sumado a la dificultad que supone para las unidades del ejército combatir en la parte antigua, con sus laberínticas y estrechas callejuelas, más la presencia de civiles atrapados en la zona.

Anuncia Irak inminente derrota del Estado Islámico en el país

No obstante, el portavoz militar iraquí, el general de brigada Yahya Rasool, aseguró hoy que la presencia del Estado Islámico en el país ha terminado para siempre.

Mosul es la segunda ciudad más grande de Irak, y la operación militar para liberarla del Estado Islámico, ha sido la mayor de su tipo en el Mundo desde la invasión del propio país árabe en el 2003 por una coalición anglo-estadounidense.

La ofensiva para reconquistar Mosul involucra a tropas iraquíes, fuerzas de la etnia kurda y una alianza de sesenta países, bajo mando de Estados Unidos.

Al margen de errores atribuidos a una deficiente preparación de la campaña militar, lanzada en octubre de dos mil dieciséis, expertos han destacado que el operativo se prolongó más de lo esperado, por el tiempo que dispuso el Estado Islámico para fortificar sus defensas desde que tomó Mosul en el 2014.

Anuncia Irak inminente derrota del Estado Islámico en el país

Ese factor se combinó con el hecho de que Mosul continuó siendo una zona enormemente poblada, al mantener su actividad cotidiana, por lo que el gobierno de Irak No quiso avanzar con una ofensiva arrolladora que provocara una gran cantidad de bajas de civiles y daños en la infraestructura.

Analistas destacaron también el hecho de que buena parte de la composición de las filas del Estado Islámico en Mosul No solo era de miembros de la insurgencia iraquí durante los años de la ocupación estadounidense del país, sino también de exoficiales de los servicios de Inteligencia de los tiempos de Saddam Hussein.

Aunque las fuerzas gubernamentales iraquíes y la coalición internacional se anotarán un importante éxito con la toma inminente de Mosul, los expertos coinciden en que la derrota definitiva del Estado Islámico requerirá más tiempo, para erradicarlo como organización mientras sus células sigan operando.[:]