Amplían en Cuba alcance del trabajo por cuenta propia

La Habana, 10 feb.- El perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia en Cuba amplía las opciones de empleo en el país y forma parte de las oportunidades que se generan en este sector.

Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, al realizar este martes las conclusiones del espacio radiotelevisivo Mesa Redonda Informativa, acerca del tema, señaló que en la región se proyecta un desempleo del 10 por ciento, sin embargo, en la mayor de las Antillas se fomentan las alternativas para incorporarse al trabajo.

Destacó que solamente el proceso de ordenamiento monetario ha incentivado la búsqueda de empleo por 80 mil personas, de las cuales la mitad han optado por alguna de las ofertas.

Este perfeccionamiento es una transformación profunda, rompe limitantes al ejercicio de una actividad, elimina lista de actividades específicas; son todas transformaciones que tienen impacto
en el sector no estatal, dijo.

Al decir del viceprimer ministro, Cuba cuenta con una experiencia de diez años, con aciertos y desaciertos, y se ha llegado a un escenario favorable para impulsar estos cambios.

No están creadas todas las condiciones para la total legalidad de las actividades, pero es preciso realizar transformaciones en la economía para avanzar y las medidas en el trabajo por cuenta
propia tienen que ver con esto, afirmó.

Hay que inscribirse, presentar los proyectos, pagar los impuestos, señaló Gil Fernández, a la vez que reconoció que ha habido problemas de trabajo ilegal, evasión fiscal y son cuestiones que se
deben resolver.

En este ámbito hay que pensar como país, hay muestras de solidaridad de cuentapropistas y queremos que no sean excepción sino la cotidianidad y en ese sentido, acotó, la legalidad es la
máxima y hay que estar en ese marco de transparencia.

Los proyectos de vida individuales no tienen contradicción con el interés de país, aseveró el titular de Economía y Planificación.

A partir de las medidas anunciadas se trabajará en normas jurídicas nuevas, modificaciones a las actuales, para luego pasar a su implementación.

Más de dos mil actividades podrán realizarse en Cuba por cuenta propia

Al intervenir en el espacio Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social, explicó que el propósito de la medida de ampliar la lista a más de dos mil actividades es desatar la creatividad del cubano y las fuerzas productivas.

Declaró que las 127 ocupaciones permitidas hasta ahora no abarcaban toda la gama de actividades de la economía nacional.

Señaló, además, que solo quedarán prohibidas 124 labores, consideradas ilícitas para todos los actores económicos o prohibidas expresamente por ley.

Por ejemplo, se elimina la limitación para ejercer la actividad de programador de equipo de cómputos como resultado del trabajo de perfeccionamiento del Ministerio de las Comunicaciones, acotó .

De las cuestiones más renovadoras, señaló, se encuentra la supresión también del alcance específico limitado de las actividades  hasta ahora aprobadas.

Esto permite hacer paquetes de servicios, dijo, y a modo de ejemplo abundó que los arrendadores de viviendas pueden recoger a personas en el aeropuerto y transportarlos, alojarlos y ofrecerles alimentos.

Las nuevas actividades parten del Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE), el cual tiene más de dos mil 100 labores y sirve como instrumento del proceso de producción estadística para cada uno de los sectores económicos del país.

El CNAE tiene una estructura jerarquizada e integrada en cuatro niveles de agregación que se reparten en 21 secciones identificadas mediante un código alfabético de una letra, y 87 divisiones, 238 grupos y 421 clases identificados respectivamente por un código numérico independiente del alfabético con dos, tres y cuatro dígitos.

Feitó Cabrera aclaró que no se elimina ninguna de las actuales actividades del trabajo por cuenta propia.

En el caso de la construcción solo se requerirá cumplir con los trámites correspondientes con el proyecto de trabajo a realizar, los cuales coincidirán con los solicitados a las entidades estatales, comentó.

Del mismo modo expresó que en la esfera de la enseñanza, la cual según establece la Constitución de la República es una responsabilidad del Estado, ahora se presentan algunas excepciones que se corresponden con las actividades  aprobadas: repasadores, cuidadoras de niños y profesores de idiomas, de arte, música y taquigrafía entre otras.

Las normas que regirán la actividad del sector cuentapropista aún se encuentran en proceso de elaboración y serán presentadas en el próximo mes, aclaró la Ministra.

El proceso de perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia comenzó en 2010 y tiene como objetivo ampliar esta actividad que ya desempeñan 600 mil personas, de ellas, el 30 por ciento son jóvenes y el 35 por ciento mujeres.

No habrá incrementos tributarios

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, aclaró que el diseño y las adecuaciones del perfeccionamiento del Trabajo por Cuenta Propia (TCP) en Cuba no conllevan un incremento de la carga tributaria, la cual se mantiene tal como funciona hasta ahora.

Al intervenir en el programa Mesa Redonda Informativa, la titular explicó que el perfeccionamiento del TPC se adecua a las nuevas condiciones económicas del país, para ofrecer mayor alcance a las actividades y facilitar la ampliación de contratación de fuerza de trabajo, y confluye con reducción de carga tributaria asociada al ordenamiento cambiario y monetario del país.

Este año, por ejemplo, a todos los portadores de licencia se les reconocerá  el ciento por ciento del gasto en que incurren en el ejercicio de su actividad y se incrementa el mínimo exento, (cuantía gravada con impuesto), puntualizó Bolaños Weiss.

Señaló en ese sentido que se mantienen los niveles de recaudación previsto pues el perfeccionamiento supone la generación de una mejor economía, y se dinamizarán actividades que generarán mayores niveles de ingresos, los cuales se traducirán en más aporte tributario al presupuesto local.

De esta manera, es posible comprender este proceso como favorable tanto para quienes ejercen el trabajo por cuenta propia como para la estructura del Estado, agregó.

La Ministra también comentó que, a partir del próximo año, los acogidos al TCP deben presentar declaración jurada sobre sus ingresos, independientemente del régimen en que se encuentren, lo cual transparenta sus ingresos y favorece el reconocimiento del nivel de gastos para el desarrollo de su actividad.

Otras de las ganancias de este reajuste es que el impuesto sobre ingresos personales permite que los TCP se acerquen más al ingreso neto, y se va a gravar el resultado de su gestión económica al descontar el 100 por ciento de sus gastos.

Asimismo, se procede al rediseño del régimen simplificado, que estará asociado a los niveles de ingresos y no a la actividad, lo cual cambiará anualmente de acuerdo con la situación económica y será de progresiva implementación, puntualizó.

Precisamente, por el crecimiento de determinadas actividades del régimen simplificado, pasamos a implementar un régimen de pago mensual y que las personas se puedan descontar además el mínimo exento, si bien se mantienen los aportes y afiliación al régimen especial de la seguridad social y pago de esta contribución, dijo la titular.

Entre otras de las readecuaciones a las que se refirió la Ministra se encuentran la modificación de normas contables específicas para este sector, y que ahora deben ser cumplidas por todos los TCP, y el reconocimiento de las inversiones como un gasto deducible.

Precisó que el sistema bancario se encuentra en condiciones para extender la  cuenta bancaria fiscal a todos los trabajadores por cuenta propia y aseguró que se realizará un proceso de reinscripción del que participará la Oficina Nacional de Administración Tributaria.

La Ministra de Finanzas y Precios reconoció los retos que supone la actualización del TPC: eliminación de las cuotas mensuales por actividad, sustituidas por otra modalidad en función de un estudio del comportamiento de la actividad y el proyecto de trabajo, y la reorientación de los mecanismos de fiscalización y comprobación de las obligaciones tributarias.

Agregó que este proceso de perfeccionamiento está muy ligado al comportamiento del pago de impuestos y tributos a las características y condiciones en las que se ejercen las actividades económicas, y que los reajustes en los impuestos apuestan a principios de equidad y capacidad económica de los TCP. (ACN) (Fotos: tomadas de Cubadebate y archivo)