Altas y bajas en la producción de alimentos en Cuba

La Habana, 21 may.- Una de las prioridades de Cuba, sobre todo en tiempos de la Covid-19, es la producción de alimentos, de los que la isla importa unos dos mil millones de toneladas para la canasta básica.

El gobierno le ha dado la encomienda al Ministerio de la Agricultura de incrementar sus niveles de entrega, en particular en productos protéicos, altamente demandados por la población y con desiguales resultados productivos, consigna hoy el diario Granma.

Un panorama positivo presenta la producción de huevos, con un incremento de 40 millones de posturas respecto a igual período del año anterior, según informó el jefe de la División Tecnológica Avícola, Félix Gómez.

El funcionario aseguró que durante los próximos meses la producción debe mantener ese ritmo, lo cual augura un cumplimiento del plan fijado en mil 912 millones de huevos.

Añadió que, con motivo de la situación epidemiológica que presenta el país, se mantiene activado, en todas las empresas avícolas de la isla, el plan de reducción de desastres, con las variantes pertinentes en caso de que sea necesario aislar a trabajadores de alguno de los centros de producción del sector.

Ya hubo una experiencia al respecto. Una de sus unidades, en la central provincia de Ciego de Ávila, fue declarada en cuarentena y su personal en aislamiento, pero ello no afectó la continuación de las actividades productivas.

Una situación diferente presenta la producción de cerdo, cuya carne está escasa en los mercados populares.

El Estado resulta el mayor productor de ese demandado rubro, aunque la mayor parte de la producción se procesa por la industria alimenticia ya sea en embutidos y otras modalidades, para que lleguen a más consumidores

Según la directora nacional de Porcino del Minag, la producción de carne de cerdo continúa deprimida por la baja disponibilidad de alimento animal, para lo cual los productores buscan variantes como la siembra de productos de ciclo corto, ya sea maíz, boniato, yuca y otros que sustituyan los piensos importados.

Lo cierto es que por esa y otras causales en el primer trimestre del año unas siete mil toneladas de carne de cerdo, mientras que los volúmenes mensuales se mantienen sobre nueve mil, inferior a las más de 12 mil toneladas requeridas. (Prensa Latina)