[:es]Alerta Putin sobre más provocaciones con armas químicas en Siria (+Fotos)[:]

[:es]

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, alertó este martes que otras provocaciones con armas químicas están siendo preparadas en varias partes de Siria, incluida la capital, Damasco.

Putin reveló que dispone de información sobre esa maniobra y comparó la situación actual en el país árabe con los acontecimientos de 2003, cuando los representantes de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU mostraron las supuestas armas químicas que habían hallado en Irak.

El líder del Kremlin recordó que después de eso, se inició la campaña militar estadounidense, que terminó con la destrucción del país, el crecimiento de la amenaza extremista y la irrupción del grupo terrorista Estado Islámico.

Así lo explicó Putin tras reunirse en Moscú con el presidente italiano, Sergio Mattarella, a quien reiteró la necesidad de que los incidentes como el supuesto ataque químico de en la provincia siria de Idlib deben ser investigados a fondo, mientras que ha insistido en que fueron precipitadas las acusaciones sobre la culpabilidad del gobierno de Bachar al Assad.

En línea con la denuncia de Putin, el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskói, denunció que los terroristas buscan provocar a las autoridades sirias, y están llevando sustancias tóxicas a las áreas de Jan Sheijun, al aeródromo de Jira, a Guta Oriental y a las zonas al oeste de Alepo.

Bombardeo del Pentágono contra una base militar siria

Según Rudskoi, el objetivo de esas acciones es crear otro pretexto para acusar al Gobierno sirio de emplear armas químicas y provocar nuevas ofensivas de Estados Unidos.

Rudskoi advirtió que nuevos ataques estadounidenses contra Siria serán inadmisibles, y precisó que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas ya confirmó que 10 de las 12 instalaciones con sustancias tóxicas en Siria fueron destruidas.

Las otras dos se encuentran en las zonas controladas por la oposición armada, por lo que los expertos de la OPAQ no pueden confirmar la eliminación allí de esos elementos para la guerra química.

Las declaraciones de Putin y el jefe de operaciones del Estado Mayor ruso anteceden a la visita que el jefe de la diplomacia de Washington, Rex Tillerson, acaba de iniciar a Moscú y que estaba prevista antes de que las relaciones bilaterales se tensaran, tras el bombardeo del Pentágono contra una base militar siria.

Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano. Foto: AFP
Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano. Foto: AFP

Tillerson endureció desde entonces el tono, al afirmar que Rusia debe elegir entre alinearse con Washington y países afines o apoyar a Assad, a Irán y al grupo libanés Jezbolá.

Incluso, Tillerson acusó a Moscú de no tomarse en serio sus obligaciones en Siria o si fue incompetente, en alusión al supuesto uso de armas químicas por el gobierno de Assad.

El experto en relaciones entre Estados Unidos y Rusia, Víktor Olévich, afirmó que es de esperar que Tillerson llegue a Moscú con algún mensaje de Trump para Putin.

Pero ante la interrogante en torno a si Tillerson presentará ultimatums, amenazas u ofertas, Olevich aseguró que los intentos de intimidar a Rusia u obligarla a seguir los pasos de la política exterior de Washington, no funcionarán.

De acuerdo con el diario británico “The Times, Estados Unidos y el Reino Unido han desarrollado un plan conjunto para exigirle a Putin que abandone su respaldo a Al Assad y establecer un régimen de transición en Siria.

A su vez, otro rotativo británico, The Telegraph, informó que Occidente ofrecerá a Rusia volver a formar parte del Grupo de los Siete países más industrializados del Mundo, a cambio de que renuncie a apoyar al Gobierno sirio, o en caso contrario se impondrán nuevas sanciones contra Moscú.

Sin embargo, Estados Unidos y Gran Bretaña fracasaron este martes en sus presiones para que los ministros de relaciones exteriores del Grupo de los siete países más industrializados del mundo, el G-7, adoptara medidas contra Rusia por su apoyo al gobierno del presidente de Siria, Bachar al Assad.

El destructor estadounidense USS Porter lanza un misil contra Siria, hoy. REUTERS
El destructor estadounidense USS Porter lanza un misil contra Siria. Foto: REUTERS

Aunque el G-7 respaldó con firmeza el ataque estadounidense contra una base aérea siria, algunos miembros del bloque ignoraron las peticiones de Washington y Londres para que se impongan nuevas sanciones a Moscú por su continuado respaldo a Assad.

Varios países del G-7optaron por defender una estrategia más conciliadora hacia Rusia, al favorecer el diálogo con la nación eslava, evitar arrinconarla por la situación siria y sumarla a una nueva iniciativa de paz para resolver el conflicto.

Bombardeo de EE.UU. a Siria


(Noticiero Nacional de Radio)

[:]