Alerta Correa sobre intento desestabilizador de oposición en Ecuador

Quito, 16 jun.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, exhortó al pueblo a estar muy atento con perfecta paz y calma a los intentos desestabilizadores de la oposición.

 

No podrán contra la Revolución ciudadana a pesar de su violencia. Cierto que el país ha vivido días de intranquilidad y lamento no haber estado, pero los felicito por su compromiso y sacrifico, expresó este lunes el mandatario desde el balcón del Palacio de Carondelet.

 

Al dirigirse a centenares de personas reunidas en la Plaza de la Independencia, Correa calificó de espontánea la concentración, porque la convocatoria fue hace de solo unos días y hay más participantes que los que ha podido reunir la oposición.

 

Hay una conspiración en marcha, buscan un golpe de Estado, desgastar para las próximas elecciones, repitió el gobernante, quien regresó tras asistir en Bruselas a la II Cumbre Unión Europea-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños; y visitar la Expo de Milán.

 

Mostró su disposición a someterse a un referendo revocatorio y lanzó el desafío a sus adversarios: Vamos opositores, en vez de usar la violencia, la fuerza, utilicen la Constitución, y los derrotaré una y mil veces, dijo.

 

Sobre los proyectos de ley referidos a la herencia y la ganancia extraordinaria o plusvalía, motivo de disgusto de los más ricos, Correa aclaró que el problema no es la tabla, sino la eliminación de alternativas de evasión de impuestos.

 

Si la oposición me demuestra que las leyes de herencias y ganancia extraordinaria afectan a los pobres y a la clase media, precisó, pediré que se archiven.

 

El proyecto de ley sobre redistribución de la riqueza, que incluye las herencias, no afecta en absoluto al 98 % de la población ecuatoriana, esclareció.

 

Los mismos de siempre, lo que buscan es otro 30 de septiembre de 2010, cuando el intento de golpe de Estado provocó la muerte a cinco personas, dijo.

 

Olvidan que aquel día no cedimos, aseveró al mencionar las marchas acontecidas en la nación durante los anteriores días contra los proyectos de ley.

 

Todos tenemos derecho a manifestarnos, indicó, pero ninguno con violencia, ya hay compañeros heridos; en democracia todo.

 

La mejor arma para tanta prepotencia, logística y asalariados agresivos, es nuestra convicción, amplió el Presidente, actuar con profunda certeza de que esto es lo correcto y lo que necesita la patria.

 

El Socialismo del siglo XXI busca la justicia social, y no tenemos nada que ocultar, ni de qué arrepentirnos porque hacemos cosas buenas para nuestra gente, expresó.

 

Reafirmó su deseo de que la oligarquía entienda que para el bien de todos, incluso de ellos mismos, lo primero son los pobres, sin embargo, la oposición busca desestabilizar con violencia.

 

El gran pecado social de toda Nuestra América, incluso en Ecuador, es la injusticia y la desigualdad, reflexionó Correa ante la ciudadanía posicionada desde tempranas horas del día frente al palacio presidencial para escuchar la intervención del gobernante.