La juventud cubana tiene que crecerse

La juventud cubana tiene que crecerseEste es un momento muy importante para la juventud, y en especial para los militantes que constituyen la vanguardia de la Revolución, es uno de esos tiempos, como tantos ha habido en la historia, en que la juventud cubana tiene que crecerse, aseguró José Ramón Machado Ventura, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el X Pleno del Comité Nacional de la UJC.

En la reunión donde se convocó al IX Congreso de la organización a realizarse los días 3 y 4 de abril próximo, Machado dijo que había que entrarles de frente a los problemas y tocaba a los jóvenes asumir la responsabilidad mayor. Refiriéndose a las decisiones que se deberán tomar en los próximos tiempos, señaló que la juventud tiene un papel fundamental, pues muchas de las transformaciones repercutirán directamente en ella, y son los jóvenes quienes las llevarán adelante en los próximos años.

Hay que contar con la juventud. Más que consignas, lo que necesitamos es análisis, discusión, convencimiento, y sobre todo, ejemplo personal del militante. Todo lo que hoy hagamos es para garantizar el futuro de la Revolución, hacerla duradera; perfeccionar nuestro socialismo, no deformarlo, puntualizó Machado.

Consideró además que la cita juvenil será muy oportuna para la preparación del VI Congreso del Partido, momento en que luego de un profundo debate con todo el pueblo se tomarán decisiones y se asumirán cambios por el bien de nuestro proceso revolucionario. Reiteró Machado la confianza del Partido en sus jóvenes, pues a través de la historia han demostrado su valía.

El X Pleno del Comité Nacional de la UJC acordó liberar a Julio Martínez Ramírez del cargo de primer secretario, responsabilidad que asumió por más de una década, y en su lugar nombró a Liudmila Álamo, quien se desempeñaba hasta el momento de la designación como segunda secretaria, cargo que desde hoy asumirá Ernesto Luis Corvo Vizcaíno.

El Pleno elogió el quehacer de Julito, se habló de su permanente disposición para ayudar y asumir con valentía los temas más difíciles. Se ponderó su humildad y en sentidas décimas fue calificado como "el insigne corazón de nuestra organización, para continuar creciendo".

(Tomado de Granma)