Declaración de Quito defenderá los derechos de los inmigrantes

Declaración de Quito defenderá los derechos de los inmigrantesQuito, 22 sep .- La IX Conferencia Suramericana sobre Migraciones (CSM) concluye hoy en esta capital con la aprobación de la Declaración de Quito, en la cual los 12 gobiernos participantes intentan avanzar en la armonización de una política migratoria regional.

Esta declaración se presentará en el Foro Mundial de Atenas sobre las Migraciones, en octubre próximo, y según trascendió por participantes del evento, desde el inicio varios representantes de gobiernos y organizaciones han insistido en fórmulas de libre movilidad dentro de la región.

Al inaugurar la Conferencia este lunes, la directora general adjunta de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Laura Thompson, llamó a evitar que los inmigrantes sean las principales víctimas y los chivos expiatorios de la crisis económica global.

"Prevenir la estigmatización y luchar contra la discriminación de los inmigrantes, resulta un imperativo esencial en este momento", agregó la funcionaria internacional y llamó a sensibilizar a la opinión pública sobre la contribución de aquellos a las economías de las sociedades de destino.

Al intervenir en el foro, el canciller de Ecuador en funciones, Lautaro Pozo, afirmó que los millones de inmigrantes en el mundo son "una demostración de un orden asimétrico mundial, en el cual sobreviven las desigualdades".

Ecuador recibió la presidencia Pro-Témpore de la CSM por un período de un año, en consideración al trabajo realizado en favor del reconocimiento de unos dos millones 500 mil nacionales que viven fuera del país, en tanto otros estudiosos del tema estiman ese monto asciende a 3,5 millones de personas.

Cifras manejadas en el evento calculan en 2,2 millones los bolivianos residentes fuera de su país, y se estiman en 300 mil los colombianos refugiados en territorio ecuatoriano.

Raúl Delgado, director de la Red Internacional de Migración y Desarrollo de México, llamó la atención sobre la migración como exportación de fuerza de trabajo dentro del sistema productivo capitalista, lo cual motiva la existencia de 214 millones de emigrantes en todo el mundo, y pidió "repensar" el problema.

En el encuentro se intenta sentar las bases que impulsen un Plan Suramericano de Desarrollo Humano para las Migraciones, el cual pueda transformarse en una bandera de lucha para revertir las políticas restrictivas de los países de destino.

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que, hasta el año 2005, unos 25 millones de latinoamericanos habían emigrado, cifra que representa un 13 por ciento del total mundial.(PL)