Enérgica denuncia de Cuba ante golpe de Estado en Honduras

Enérgica denuncia de Cuba ante golpe de Estado en Honduras (FOTO: Granma)La Habana, 28 jun.- Cuba denunció, en la voz de su canciller Bruno Rodríguez, el brutal golpe de Estado contra el presidente hondureño Manuel Zelaya, y exigió el respeto a la Constitución de ese país.

En conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en esta capital, Rodríguez repudió también la violación de la inmunidad diplomática por los golpistas cuando secuestraron y golpearon a la canciller Patricia Roda y al embajador de la Isla, Juan Carlos Hernández, en presencia de los de Venezuela y Nicaragua.

Por vía telefónica, Hernández detalló que militares encapuchados, al frente de un mayor de apellido Oceguera, lo llevaron, junto con Roda, hacia la base aérea de Tegucigalpa, propinándoles golpes, maltratos e insultos, mientras él se oponía dejar sola a la titular hondureña.

Horas después, Hernández fue liberado y manos amigas lo condujeron a la Embajada, donde el personal se mantiene allí firme, al igual que lo están más de 480 compatriotas, en su mayoría médicos y enfermeros, desde sus puestos de trabajo en lugares diversos de la geografía hondureña y protegidos por el pueblo.

En Honduras está creado un gobierno constitucional, legítimamente elegido, al cual reconocemos, manifestó el canciller Bruno Rodríguez, quien se refirió a la incertidumbre que reina en Tegucigalpa y otras regiones de ese país por la violencia desatada por los golpistas contra el pueblo.

Rodríguez pidió a la comunidad internacional, en particular a los gobiernos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), a la  Organización de Naciones Unidas, al Movimiento de Países No Alineados y al Grupo del Río, entre otros,  condenar el golpe de Estado contra Zelaya.

También reclamó a los partidos políticos, al Congreso hondureño a actuar con apego a la Constitución de esa nación, y responsabilizó a las Fuerzas Armadas con la vida de la canciller Patricia Roda, y de la integridad de la embajada cubana y todo su personal.

Solicitó además, a la prensa internacional, a informar con objetividad sobre los difíciles momentos que vive Honduras.

Estoy convencido que la verdad y la justicia se abrirán paso, dijo finalmente el canciller al recordar que en América Latina habían quedado atrás golpes de Estado como el perpretrado contra el presidente chileno Salvador Allende en 1973.  (AIN)