Camagüey acogerá presentación de primera variedad cubana de arroz biofortificado

Camagüey, 4 jun.- Con el nombre de IACUBA-30, una nueva variedad de arroz biofortificado tendrá su presentación el día 19 de este mes en el municipio de Florida, como parte del proyecto internacional Agrosalud donde intervienen el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) de Colombia y la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (CIDA).

El Programa Integral para la Prevención de la Anemia en Cuba impulsó la identificación de variedades ricas en hierro y zinc, con especial significación en el segmento poblacional de embarazadas y niños; y después del mejoramiento genético y la identificación de estas características en el IACUBA-30, se extendió su cultivo en toda la provincia de Camagüey a partir del 2003.

Dentro del Proyecto de Extensión de Variedades de Bajos Insumos, por sus buenas características agronómicas, industriales y gustativas, rápidamente fue aceptada por los agricultores, constituyendo un impacto productivo social.

Como otras utilidades, su explotación por el método de transplante trajo otras ventajas adicionales como su alta adaptación a suelos salinos, característica no comprobada en los estudios previos, rendimientos superiores después del molinado y pocos requerimientos en cuanto al uso de fertilizantes químicos por cada hectárea de la gramínea.

La biofortificación es una técnica de fitomejoramiento que aprovecha la diversidad genética natural en el contenido de nutrientes presentes en cultivos para aumentar su nivel alimenticio. Este procedimiento permite hacer cruces entre diferentes variedades para lograr nuevas con las características de interés.

En estos momentos la variedad biofortificada cubana se encuentra diseminada en ocho municipios con destaque especial para Minas, Camagüey, Santa Cruz del Sur y Nuevitas, siendo la de mayor crecimiento en el denominado arroz popular, en tanto otras, se encuentran bajo cultivo especializado.

El lanzamiento de la variedad IACUBA-30 constituye la primera actividad de esta naturaleza que se realizará en el país con carácter internacional y además, representa una primicia dentro de la región con la participación de entidades internacionales como la FAO, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la UNICEF, el CIAT y el CIDA.

El proyecto regional Agrosalud, para América Latina y el Caribe,  aspira a reducir la desnutrición y mejorar la seguridad alimentaria nutricional en el área mediante el consumo de cultivos biofortificados como el arroz, frijoles, boniato y maíz. Hasta la fecha este plan se desarrolla en Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú y República Dominicana.(Oreidis Pimentel Pérez/ Periódico Adelante).