Ecologista cubano premiado fuera de nuestras fronteras

Un cubano recibió en Londres un premio, llamado sin embargo el “Oscar Verde”, en alusión al polémico premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Los Ángeles, California, por sus relevantes méritos en la preservación de la excepcional flora nativa de su país.

Pero no solo por eso, sino también por involucrar a la población en su conservación, el doctor Luis Roberto González Torres asistió a la entrega de los premios Whitley de este año en ceremonia efectuada en la Real Sociedad Geográfica de Reino Unido.
   
De modo que González Torres llegó a ser una de las ocho personalidades del mundo de la conservación de la biodiversidad en poseer el galardón, que entrega el Fondo Whitley para la Naturaleza, nombrado igualmente como el Oscar Verde por su prestigio internacional.
   
El hecho tiene especial relevancia para el cubano, por ser el coordinador de la Sección de Conservación de la Sociedad Cubana de Botánica (SOCUBOT), Joven Asociado de la Academia de Ciencias de Cuba y coordinador general y fundador de la Iniciativa Planta.
   
De paso, admiró la suntuosidad del encuentro en la capital del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, a la que asistió Ana, la princesa real, heredera de un imperio que abarcó en su cúspide cerca de una cuarta parte de la superficie terrestre.
   
El Fondo Whitley para la Naturaleza es una organización benéfica registrada en ese país, aglutina a líderes locales de la conservación de la naturaleza en naciones en desarrollo y desde 1994 ha otorgado más de 160 premios en 70 países.
   
Planta deviene un proyecto conservacionista de la flora cubana, creado en 2012 por un equipo de jóvenes SOCUBOT, bajo la presidencia de Alejandro Palmarola, un vehemente defensor de la rica y singular flora nacional.
   
En la relación de estimulados en 2014 figuran Shivani Bhalla, quien trabaja para una coexistencia pacífica entre los leones y los humanos en Kenia; y Tess Gatan-Balbas, conservador de una especie muy rara de cocodrilo en Filipinas, según Palmarola.
   
Completan la lista Mónica González, una ecuatoriana que trabaja para la preservación de aves de su país; Melvin Gumal, quien protege a los orangutanes de la isla de Sarawak, Malasia; y Paula Kahumbu, quien lucha por los elefantes kenianos.
   
Por último, Fitry Pakiding, un conservacionista que promueve la protección de tortugas del Pacífico en Papua, Indonesia; y Stoycho Stoychev,  quien labora para la supervivencia del águila imperial en el sureste de Bulgaria.
    
Con anterioridad, otras dos personalidades cubanas de la ciencias ambientales recibieron el galardón: en 2002, la doctora  Lourdes Mujica Valdés, jefa de un equipo trabajo en ecología de aves de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana; y en 2007 el doctor Jorge Angulo-Valdés, director del Centro de Investigaciones Marinas.(AIN)