Juego por la vida, la amistad y la libertad

Juego por la vida, la amistad y la libertadTras declinar su rey en la primera partida ajedrecística iniciada el 8 de febrero del actual año, Antonio Guerrero (Toni), uno de los cinco antiterroristas cubanos condenados injustamente en Estados Unidos, entabló otro nuevo juego con el joven camagüeyano Jorge Enrique Jerez Belisario.

A pesar de su limitado tiempo para disponer del servicio de correo electrónico, del cual solo puede hacer uso desde los dormitorios en la prisión de Marianna, ubicada en el estado de la Florida, el héroe renovó la competición el pasado 23 de junio.

“Estoy seguro que ya muchos comenzarán a disfrutar de este juego, y entre ellos el Gran Maestro Lázaro Bruzón, nuestro hermano, con quien mantengo comunicación y quien en su último correo me preguntó si habíamos comenzado la segunda partida”, refirió Tony en esa ocasión.

Hace pocos días, después de casi dos meses y más sin jugar ajedrez en la prisión, el tío, -como lo nombra Jorgito-, envió su más reciente jugada, después de la orden de regresar a los dormitorios sobre las siete de la noche ante la amenaza de lluvia.

“Me alegré porque pude salir más temprano de mi trabajo, que normalmente termina sobre las ocho y 20 de la noche”, escribió Guerrero, y aseguró: “aquí el nivel no se puede comparar con el que tú juegas allá cuando tienes tu chance. Por consiguiente, se muere el incentivo por estudiar y analizar partidas como haces”.
Para el joven camagüeyano, defensor de la causa de Los Cinco, constituye “acción impostergable hacer lo que esté a su alcance para posibilitar un abrazo entre los dos contendientes al concluir este juego por la vida, la amistad y la libertad”, según escribió en su blog jorgitoxcuba.wordpress.com.

Al comentar sobre el sentir de los cubanos por la realidad que sufren los luchadores antiterroristas encarcelados, y específicamente la partida de ajedrez, Jerez Belisario expresó en su bitácora personal: “Es impresionante como la gente, a pesar de su trabajo y sus preocupaciones diarias, está al tanto de esos detalles”.

Por ello la publicación de los correos con las jugadas de ambos, -el joven libre y el preso inocente-, como se auto nominan, va más allá, porque muestran a Tony como el ser que es, hombre quien a pesar de llevar casi 15 años en prisión, no deja de ser tierno, cariñoso, y esto es evidencia de la integridad moral de Los Cinco.

En su más reciente mensaje, fechado el dos de septiembre último para mover sus fichas blancas, Guerrero escribió: “dentro de un rato podré ver a mi hermanita Maruchi en una visita, casi sorpresiva. Es muy especial, hermoso y alentador conversar con ella y actualizarme de todos los detalles de la familia y demás”.

Fragua de amor, sensibilidad y fortaleza devienen los héroes cubanos, como Antonio, quien junto a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y René González, fueron condenados a injustas penas por monitorear acciones terroristas organizadas desde Estados Unidos.
Por: Yaniuska Macías Rivero/ AIN