Tisuacryl: Virtudes que avalan un mayor empleo

Tisuacryl: Virtudes que avalan un mayor empleoConsistente en un adhesivo tisular para sellar heridas cutáneas y del complejo bucal de origen traumático y quirúrgico en tejidos no tensionados, la disponibilidad del Tisuacryl ha mejorado en los dos últimos años, pero dista mucho de que se aprovechen sus reales potencialidades de uso.

Desarrollado por especialistas del Centro de Biomateriales (BIOMAT) de la Universidad de La Habana, el producto tiene entre sus principales virtudes la de propiciar el cierre instantáneo y hermético de tales lesiones, sustituyendo de forma total o parcial el material de sutura en dependencia de la magnitud de estas.

Presenta, además, un marcado carácter hemostático, bacteriostático y fungicida, por tanto reduce de manera significativa el riesgo de infecciones y la posibilidad de sangramiento, sin necesidad de proteger la herida.

También es fácil de aplicar, no requiere de anestesia y favorece una cicatrización más rápida y estética, pues evita la aparición de queloides y otras complicaciones asociadas al rechazo de los puntos quirúrgicos.

Al ser biodegradable, en la mayoría de las ocasiones no requiere de una segunda consulta para retirarlo, lo cual resulta más cómodo y menos traumático al paciente, sobre todo en el caso de los niños.

Luego de ser evaluado en diferentes ensayos clínicos, el Tisuacryl obtuvo a finales de la década de los noventa del pasado siglo su registro médico para ser empleado en Estomatología, en las especialidades de Periodoncia y Cirugía Maxilofacial y en Cirugía General, específicamente en lesiones de la piel.

Más reciente, en el 2008, recibió similar aval para aplicarse en cirugía esofágica como reforzamiento de la sutura tradicional, con la finalidad de prevenir la aparición de fístulas.

LAURO PENDIENTE

Devenido en el producto líder de BIOMAT, el Tisuacryl mereció Premio Relevante del Fórum Nacional de Ciencia y Técnica en 1997, Premio Anual de Innovación Tecnológica 2002, Premio Anual del Ministerio de Salud Pública en el 2004 y Medalla de Oro y Premio a la Calidad de la Feria Internacional Salud para Todos 2005.

En 2007 el Ministerio de Educación Superior lo incluyó dentro de la lista de impactos de ese organismo que, teniendo en cuenta su repercusión en la sustitución de importaciones y aporte social y económico para el país, deben ser financiados a fin de propiciar su comercialización.

Sin embargo, como se reflejó más de una vez en las páginas de Granma (enero del 2007, febrero del 2008), el producto sufrió diversos contratiempos que incluso llevaron a la paralización de su producción en el primer trimestre del propio 2008.

El no disponer de un efectivo mecanismo institucional que respaldara, en todas sus aristas, el desarrollo y la introducción rápida de los resultados de la ciencia y la innovación tecnológica alcanzados por los centros de investigación de la Universidad de La Habana, también limitó drásticamente durante varios años la generalización del Tisuacryl.

Máster en Ciencias Lissy Wong Hernández, jefa del Departamento de Transferencia de Resultados de la Investigación de BIOMATComo refiere a Granma la Máster en Ciencias Lissy Wong Hernández, jefa del Departamento de Transferencia de Resultados de la Investigación de BIOMAT, en la actualidad el panorama es más alentador, pues a través de la Dirección Nacional de Estomatología del MINSAP, durante los primeros meses del 2013 fue distribuido en alrededor de 70 clínicas estomatológicas y servicios de estomatología y cirugía maxilofacial, en hospitales de las quince provincias y en el municipio especial Isla de la Juventud, seleccionados por esa dependencia.

Precisó que en el pasado mes de febrero el Centro de Biomateriales entregó ocho mil ampolletas a la Empresa de Suministros Médicos (ENSUME), mientras que, en respuesta a una nueva solicitud, produjeron un segundo lote de igual cantidad cuya comercialización debe materializarse en pocas semanas.

La especialista lamentó que solo existan pedidos del MINSAP para Estomatología, cuando, atendiendo a sus reconocidas ventajas, en particular el ahorro de material de sutura y proporcionar mayor bienestar al paciente, debería estar al alcance de policlínicos, postas de urgencia y consultorios médicos, así como en los cuerpos de guardia de hospitales y otros servicios.

Sobre el tema, la doctora Mayra de la C. Pérez Álvarez, quien desde hace alrededor de una década ha estado al frente de distintos ensayos clínicos con el Tisuacryl, dijo que después de tanto tiempo ya era hora de ponerlo a disposición de la atención primaria.

Con ello el laureado resultado científico ganaría el más preciado de los premios: su completa generalización al servicio de la salud del pueblo.

(Tomado de Granma)