Ginebra: derechos de pueblos originarios, una tarea pendiente

Ginebra, 26 abr. -Los derechos de los pueblos indígenas y de otras minorías continúan siendo hoy una tarea pendiente en el mundo, en particular en las naciones desarrolladas, a juzgar por las sesiones del Examen Periódico Universal (EPU).

En la jornada de este viernes, dedicada a la evaluación de Canadá, una gran cantidad de oradores expresaron su preocupación por la discriminación y exclusión de los aborígenes y por la violencia contra las mujeres de los pueblos originarios.

Las recomendaciones al país examinado incluyen la aplicación de programas destinados a garantizar el acceso a la educación, la salud y otros servicios básicos.

Los participantes también pidieron el respeto a los derechos ancestrales, garantías de empleos, la tipificación de delitos y la ratificación de la convención de la ONU para los pueblos indígenas.

Laura Dupuy, representante permanente de Uruguay en la Oficina de la ONU en Ginebra, declaró a Prensa Latina que uno de los temas que más se ha abordado en la Comisión de Derechos Humanos es el de los indígenas.

"Se está haciendo hincapié en la necesidad de las consultas a las comunidades cuando se tomen decisiones que tengan impacto en sus tierras ancestrales y sus posibilidades de sobrevivencia", dijo Dupuy.

La funcionaria consideró que el EPU es un mecanismo importante para poder examinar los avances, pero también los desafíos en materia de derechos humanos, y compartir experiencias.

Recordó que en el primer ciclo de la aplicación de este instrumento, entre 2008 y 2011, se logró revisar por primera vez en la historia a todos los países miembros de la ONU, incluyendo a Sudán del Sur, que fue el último en ingresar a esa organización.

En este segundo ciclo, dijo, hemos enfrentando un primer problema porque Israel no se presentó y se le dio una nueva oportunidad y esperamos que asista. (PL)