El voto de Sandy

Barack ObamaBarack Hussein Obama es presidente de nuevo, esa noticia recorre el mundo hace ya varios días. Por delante tendrá una ardua tarea, pues debe enfrentar una crisis global caracterizada por el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación del medio ambiente, el desempleo y una deuda pública superior a los 16 billones de dólares.

¿Cómo podrá poner en pie a un país que está literalmente patas para arriba? Para nadie es un secreto que Estados Unidos se ha estancado en el orden exterior por su política belicista en Oriente Medio.

Recuerdo que en 2008, cuando inició su primer mandato, el inquilino de la Casa Blanca, resultó todo un suceso, no solo por el hecho de convertirse en el primer presidente afroamericano de ese país, sino por las promesas electorales que realizó a los norteamericanos que lo apoyaron durante toda su campaña política.

Sin embargo, las propuestas más importantes a mi consideración se quedaron sin solución, por poner un ejemplo: el cierre de la cárcel de torturas en la ilegal base naval de Guantánamo, promover una reforma de salud para los más necesitados, el repliegue paulatino de las tropas estadounidenses de Iraq y Afganistán, y por último la reforma migratoria que beneficiaría a miles de indocumentados en los Estados Unidos.

Recientemente, en medio de la campaña electoral, esa nación fue azotada por el huracán 'Sandy' que dejó alrededor de 120 muertos, así como daños cuantificados en millones de dólares, informó la agencia de prensa Reuters. Y a pesar de que se habló mucho de la preocupación y los esfuerzos de Obama –nuevamente enrolado en elecciones- y su contrincante Mitt Romney para con el pueblo, en el fondo todo no fue más que una estrategia bien calculada, para ganar votos.

Sandy no trajo desgracias para todos, quien dude esto, pregúntele al reelecto presidente de los Estados Unidos que, gracias al fenómeno meteorológico y al apoyo de Chris Christie gobernador republicano de Nueva Jersey, mejoró posicionamiento y está de nuevo como regente en la Casa Blanca. (Edel Blanco Duarte/ Radio Santa Cruz)