Advierte Rusia a interesados en injerencia militar en Siria

Advierte Rusia a interesados en injerencia militar en Siria Moscú, 4 sep .- El viceministro ruso del Exterior, Mijail Bagdanov, advirtió a los interesados en una injerencia militar foránea en Siria que deben evitar "realizar tonterías" y subrayó el carácter inaceptable de tales planes.

Bagdanov reiteró que Siria le aseguró en un sinnúmero de ocasiones que las armas químicas estaban bien resguardadas, en alusión a la campaña desatada en Occidente para situar a la tenencia por Damasco de ese armamento como pretexto perfecto para una invasión militar.

El viceministro ruso se reunirá aquí mañana, con el jefe de la Coalición de Fuerzas por un Cambio Pacífico, Fateh Jamus, con quien abordará las vías para el inicio de un diálogo político en Siria.

Al respecto, el titular ruso del Exterior, Serguei Lavrov, destacó en su momento que era necesario guiarse por lo acordado en el comunicado final aprobado por consenso en Ginebra, el pasado 30 de junio, y por el plan del ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

En ambos documentos, se habla de un alto el fuego y un periodo de transición política, sin injerencia externa, ni condicionamientos como la renuncia del presidente sirio, Bashar Al Assad.

Además, se debe exigir, tanto al gobierno como a la oposición armada poner fin a los enfrentamientos y nombrar representantes para un diálogo. Una vez en la mesa de conversaciones se abordarían todos los demás temas nacionales pendientes, explicó Lavrov.

Imponerle a los sirios algo sobre el futuro de su país resulta contraproducente, estimó el jefe de la diplomacia rusa.

Por otro lado, un comunicado de la Cancillería, al referirse a amenazas lanzadas por grupos armados sirios para derribar aviones, afirma que en caso de su materialización, la responsabilidad será no solo de los ejecutores, sino de sus patrocinadores.

Las amenazas contra naves aéreas civiles, como las proferidas por las formaciones armadas sirias, son inaceptables y constituyen una clara violación de la Convención de Chicago de 1944 sobre Vuelos Civiles Internacionales, denunció la dependencia.

Asimismo, las advertencias belicistas de los grupos armados de derribar aviones comerciales confirman que el terrorismo se convierte en una de sus principales actividades, destaca la nota oficial.

Los estados que patrocinan a las formaciones armadas, que las alientan a rechazar el diálogo y a "la guerra hasta un final victorioso", prefieren ignorar tales circunstancias, destaca.(PL)