Arranca nuevo año de trabajo de Asamblea General ONU

Naciones Unidas, 13 sep .- La Asamblea General de la ONU comienza hoy su 66 período de sesiones con un horizonte plagado de crisis y problemas y de fuertes acciones que alejan a la organización mundial de sus principios fundacionales.

El nuevo año de trabajo del máximo foro internacional estará presidido por Nassir Abdulaziz Al-Nasser, representante permanente de Qatar ante la ONU durante los últimos 13 años, quien sustituye al suizo Joseph Deiss.

Después de varias jornadas de labor organizativa, el cónclave celebrará el próximo lunes una reunión de alto nivel sobre la prevención y control de las enfermedades no transmisibles.

Para el día siguiente está anunciado otro cónclave de igual categoría dedicado al "Enfrentamiento a la desertificación, la degradación de los suelos y la sequía, en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza".

El programa incluye, el jueves 22, otro foro de alto nivel para conmemorar el décimo aniversario de la Declaración de Durban y el Programa de Acción adoptado por la Conferencia mundial de la ONU contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y la intolerancia.

El debate general y su tradicional maratón de discursos de mandatarios, gobernantes y cancilleres se desarrollará del 21 al 27.

Dentro de esa cargada actividad, existe una alta expectativa ante la decisión de la Autoridad Nacional Palestina de pedir a la Asamblea el reconocimiento de un Estado Palestino, a pesar de la amenaza de Estados Unidos de aplicar el veto en el Consejo de Seguridad.

Con respecto a América Latina, el programa general del nuevo período de sesiones incluye puntos dedicados a las situaciones en Haití y Centroamérica, el bloqueo norteamericano contra Cuba y la cuestión de las Islas Malvinas.

El primer asunto relacionado con esa región dentro de los casi 170 puntos incluidos para los debates se titula "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

Este será el vigésimo año consecutivo en que la Asamblea trata esa cuestión y se espera que al igual que en las 19 ocasiones anteriores, el plenario apruebe una resolución de condena al cerco impuesto por Washington a la isla desde hace medio siglo.

En la sesión pasada, el repudio a ese bloqueo fue respaldado por 187 países y solo recibió los votos en contra de Estados Unidos e Israel y las abstenciones de Islas Marshall, Micronesia y Palau.

Otros temas latinoamericanos aparecen inscriptos como "Centroamérica: progresos para la configuración de una región de paz, libertad, democracia y desarrollo" y "La cuestión de las Islas Malvinas", ocupadas por Gran Bretaña y cuya soberanía es reivindicada por Argentina.

Asimismo, existe un punto dedicado a "La situación de la democracia y los derechos humanos en Haití", donde la ONU mantiene una fuerza de 14 mil militares y policías, después de los incrementos registrados tras el terremoto que asoló ese país caribeño el 12 de enero de 2010.
(PL)